ObamaWORLD

domingo 6 de enero de 2013

¿La tortura sirvió para llegar a Bin Laden?

He visto La noche más oscura (Zero Dark Thirty), la película sobre la muerte de Osama bin Laden. Está bien, pero dejaré la valoración a los críticos. Aquí me interesan otras dos cosas: el papel que tuvo la tortura y algunos nuevos detalles curiosos.

La película tiene tres partes: el largo camino hasta encontrar una pista fiable sobre el paradero de Bin Laden, la búsqueda de su casa tras seguir la pista más probable y la operación. No creo que desvele nada esencial, pero si alguien quiere ir a ver la peli sin saber nada, que no siga leyendo.


El correo y la tortura

Estados Unidos ofrecía 25 millones de dólares por datos que llevaran a Bin Laden. Llegaron muchos y la mayoría eran estrambóticos, pero la importancia del objetivo hacía que debieran prestarles atención. La pista buena llegó por otros medios.

En 2003 muchos detenidos habían dado nombres de presuntos miembros de Al Qaeda. Al menos tres de ellos dieron el de Abu Ahmed al-Kuwaiti, que es solo un apodo: significa “el Padre de Ahmed de Kuwait”.

Según el periodista Mark Bowden, esos tres detenidos son Mohamedou Ould Slahi, un joven mauritano que tuvo relación con dos terroristas del 11-S; Mohamed al-Qahtani, que debía ser el terrorista número 20 en el 11-S, pero no pudo entrar en Estados Unidos, y Khalid Sheikh Mohamed (KSM), el número 3 de Al Qaeda y cerebro de la operación.

Qahtani se refería a al-Kuwaiti como “correo”. KSM le quitó importancia y dijo que había abandonado Al Qaeda. Pero aceptó su existencia.

La película empieza con escenas de tortura a un detenido llamado Ammar. Según el periodista Peter Bergen, tiene pinta de ser Qahtani. Bergen dice -al contrario que Bowden- que la primera vez que la CIA supo de al-Kuwaiti fue a través de Qahtani, no de Slahi. Es un detalle menor.

El asunto grave es qué papel tuvo la tortura en esta primera etapa de la investigación: saber que existía un miembro de Al Qaeda llamado Abu Ahmed al-Kuwaiti. Hay varias versiones. La película dedica una buena parte a las torturas y el espectador acaba con la idea de que los detenidos cantan tras haber sido torturados. ¿Pero fue así? No se sabe.

La versión más oficial es un informe del Senado que aún es clasificado. Los senadores dicen esto:

La CIA no supo de la existencia del correo [al-Kuwaiti] de OBL por detenidos de la CIA sujetos a técnicas de interrogación coercitiva. (…) El detenido de la CIA que dio la información más ajustada sobre el correo proporcionó la información antes de ser sujeto a técnicas de interrogación coercitiva.

El director en funciones de la CIA, Michael Morell, dice esto:

La verdad es que múltiples vías de inteligencia llevaron a analistas de la CIA a concluir que Bin Laden se escondía en Abbottabad. Algunas vienen de detenidos sujetos a técnicas reforzadas, pero hubo también otras fuentes.

El periodista Mark Bowden en su libro The Finish cree esto:

La administración Obama defiende que la tortura no jugó ningún papel para encontrar a Bin Laden, pero en los dos primeros pasos en ese camino [los interrogatorios a Slahi y Qahtani], esa defensa se derrumba. Al menos exige una definición muy restrictiva de la palabra.

Falta por ver el informe entero del senado, pero la conclusión ahora es que la tortura sirvió para saber que el correo al-Kuwaiti existía. El senado dice que la CIA no supo de Kuwaiti por detenidos torturados, pero hay que ver las pruebas. Puede ser que lo diga por dos motivos: hubo algún detenido que lo mencionó antes de ser torturado (pero entonces no sería ninguno de los tres ya conocidos) y, segundo, que definan de otro modo las técnicas de coerción.

Hubo al menos dos detenidos más que hablaron de al-Kuwaiti en 2004 y 2005. Uno, Hassan Ghul, dio más detalles. Salen ambos en la película y son también torturados.

La versión oficial de la CIA es más factible. Es cierto que la CIA usó “múltiples vías de inteligencia” pero a falta de más detalles, la “existencia” de Kuwaiti surgió tras la tortura a detenidos. ¿Sirvió la tortura? No puede aún confirmarse, pero aún es la CIA la que debe demostrar su actuación.


La pista definitiva

De los cinco detenidos, los dos de más rango -KSM y Abu Faraj al-Libi- dieron información falsa sobre al-Kuwaiti tras las torturas. La CIA llegó a la conclusión de que podían mentir para protegerle. Sea como sea, esto sería una prueba de que la tortura no es definitiva: pueden dar información verosímil falsa.

En 2007, el nombre del correo al-Kuwaiti había quedado en los archivos de la CIA. En la película, un detenido dice incluso que estaba muerto. Pero tras más de una hora de film, llega la pista clave, que pasa un poco desapercibida: una joven analista que solo aparecerá esa vez revela a la protagonista -una guapa agente- que los servicios secretos marroquíes les han dado el nombre real de al-Kuwaiti. Se llama Ibrahim Saeed Ahmed.

Esta es la pieza del puzle que llevó a Bin Laden, pero no se sabe cómo la CIA la obtuvo. En la película hablan de los servicios secretos de Marruecos porque una de las opciones es que el dato viniera de otro país, nunca identificado. Si fuera así, ¿cómo lo obtuvieron los marroquíes? Misterio. El director en funciones de la CIA, Morell, dijo al periodista Bowden: “Podrías escribir un libro sobre cómo lo averiguamos”. Quizá se sepa un día.

Tras la obtención del nombre, hay otra escena curiosa: la CIA necesita el número de teléfono de la familia en Kuwait para intentar trazar las llamadas de al-Kuwaiti a sus parientes. Un agente de la CIA va al despacho de un superior, que es, curiosamente, un americano musulmán que está rezando en dirección a La Meca.

El agente le pide 400 mil dólares y vuela a Kuwait para verse con un informante en una especie de prostíbulo. Es quizá el momento más James Bond. Para conseguir el número de teléfono, el agente y el informante van de noche a un concesionario de Lamborghini: un coche deportivo a cambio del número. El guión se basa “en testimonios de primera mano sobre hechos reales”, pero la escena cuesta de creer.

Con el nombre real y el número entra en juego el impresionante despliegue tecnólogico de la CIA para detectar el móvil de al Kuwaiti en Peshawar. Allí agentes y espías de la CIA le siguen hasta Abbottabad. Esto ocurría en 2010, meses antes de la operación definitiva.

En el tramo final, la película muestra la dificultad técnica de llegar hasta la guarida de Bin Laden y de saber si vivía allí (en este tramo aparece un actor que hace de Leon Panetta, entonces director de la CIA, con buenas frases). Pero eso fue lo fácil. Desde los primeros interrogatorios en 2002 hasta la convicción de que la pista del correo era la buena pasaron muchos años. Hubo los atentados de Madrid, Londres, Bali, además de otros menores.

La película no puede reflejar los cambios en la estructura de la seguridad nacional de Estados Unidos para pasar de una CIA perdida a una capaz de matar a Bin Laden. En alguna escena la protagonista mira grabaciones una a una, como si fuera la única capaz de reunir información.

Pero ese sistema de agentes que reúnen pistas dispersas está cada vez más informatizado. La inteligencia humana se dedica más a analizar las conexiones que sus ordenadores les ofrecen gracias a millones de datos obtenidos en llamadas, interrogatorios, emails. Pero ese es otro tema.

Las críticas a La noche más oscura por la falta de fidelidad en el retrato de la tortura son razonables por dos motivos: no está claro que diera datos útiles y a menudo es menos fiable que otras técnicas de interrogación. Pero forma parte de la historia de Estados Unidos en la primera década del siglo XXI y hay aún preguntas sin respuesta. Es una aportación más.

*

Esta semana espero acabar el ebook sobre cómo ganó Obama las elecciones. Si no hay nada gordo, actualizaré algo menos el blog.

Etiquetas: , , , , , ,

Comentarios 9 comentarios

Comentarios

  • 07.01.2013 Amem

    Existe la versión de que la CIA ya sabía donde estaba Bin Laden. Que solo lo estaban guardando como un as para el presidente Obama, una carta política que pudiera jugar para mejorar su imagen. No se que opines de esto Jordi, o si realmente la CIA no sabía nada sobre el paradero de este señor.

  • 07.01.2013 Jesus

    Despues de que salio Zero Dark Thirty se han escrito una infinidad de articulos debatiendo la posible utilidad de las torturas — creo que la validez etica de estas es mas dificil defenderla — y para mi uno de los mas “notables” es uno aparecido en el Washington Post (el link lo pongo al final del comentario) en que un antiguo miembro de la CIA, que participo en la aplicacion de estas a las que llama eufemisticamente “enhanced interrogation”, trata de vendernos no solo su utilidad sino la “delicadeza” que se utilizaba en la aplicacion de las mismas.
    Mas alla de los que aparezca en Zero Dark Thirty, o de las loas a las torturas que aparece en articulos como al que me refiero, la vida ha demostrado que ademas de los apectos eticos y morales que determinan que la tortura no debe ser un herramienta utilizada por gobiernos democraticos la inteligencia “inteligentemente” utilizada es capaz de obtener resultados que no se logran cuando se considera la tortura una herramienta basica.
    Y si algunos quieren vendernos la idea que Bin Laden pudo ser eliminado gracias a la tortura, a pesar que esto se lograra varios años despues que esta fueron erradicadas y que contradictoriamente no se logro cuando estaban en su apogeo se les podría preguntar: como pueden entonces justificarnos todos los triunfos que contra la dirigencia de al-Qaeda se lograron en los ultimos cuatro años?
    Una nota al margen es que el articulo que cito trata ademas de “probar” que administracion Obama no tuvo influencia en la captura de Bin Laden olvidando que esto fue una promesa de campaña y un compromiso al lograr la presidencia mientras que Bush, el anterior presidente por si alguno lo ha olvidado, decia que ya este, Bin Laden, no era un asunto relevante.
    http://www.washingtonpost.com/opinions/a-cia-....ory_2.html

  • 07.01.2013 Jordi Pérez Colomé

    Amem,

    en la CIA trabajan demócratas y republicanos. Algo tan exagerado se hubiera sabido.

    Jesús,

    en la peli se ve por qué es un trabajo de años. Arriba explico también algo.

  • 07.01.2013 Jesus

    Jordi, coincido en que fue un trabajo de años, con lo que no coincido es con la vision de algunos de que solo fue de los años previos al 2008 o en que no fue determinante el impulso dado a la caza por la administracion Obama.
    Y, por supuesto, soy de los que esta seguro que la tortura no es ni justificable ni necesaria.
    Saludos.

  • 07.01.2013 Gaze

    Escatología de Zero Dark Thirty: Maya simbología jungiana como vagina-dentata, purga y redención (escrita en 15 minutos para el desolado blog de Obamaworld… (:=)

    War is the mother of all things. –Heraclitus

    Cierto que la tortura sirvió y cierto que la película Zero Dark Thirty es una buena narrativa y dio muchos millones a Hollywood, pero la verdad nunca la sabremos sino hasta treinta años más tarde de lo que realmente pasó con Osama. Lo verdadero no se desclasifica fácilmente hasta que sus dueños no se hayan ido de este mundo. Lo que si me interesa son los intersticios borgianos debajo del piso, ahí ocultos, suciamente en el inconsciente de lo que C. G Jung llama, “arquetípicos universales’. Uno de ellos es la mítica de las diosas de la guerra y que siempre esta hembra acude al auxilio cuando se trata de desparramar sangre y aniquilar al enemigo. Veamos sucintamente el porqué.

    La diosa de la guerra Babd – Irish, Skatha – Welsh, Athena – Greek, Minerva – Romana, y otras vaginas-dentatas devoradoras de penes como la fiera de Freya que reventaba los cuerpos de sus hijos azotándolos en el suelo; ah, y la bella Norse, la Inanna , Sumer, la pérfida Tiamat que usaba a los machos para sus pervertidos placeres que se arrima muy bien a la de Ishtar, y a la Isis. Tenemos también a la Medusa convirtiendo la testosterona del macho en roca viva y que no se le iba en zaga la contorneada y sensual Kali. Y por supuesto, no dejemos de lado a la insaciable diosa y chupadora de sangre humana, a la temible Azteca-Huitzilopochtli que nunca cansó de arrancar corazones y lanzar a sus homínidos a permanentes “guerras de floreadas’.

    Luego, más reciente, en el arquetipo universal de los mitos-colectivos-jungianos, está la Marie Antoinette con sus tremendas tetas al aire avivando la sexualidad de la perrada obrera a gozar del ultraje, la violación y matanza de los burgueses ricos y de alta alcurnia francesa…Ah, y no olvidemos, que si en el caso de los huérfanos palestinos (y terroristas en general) que si no tienen diosas-dentatas, devorantes de penes, podemos ver en la misma Gaza a las madres reales que mandan a sus hijos argullosas apelando a la martiriologia-necrifílica y narcisista de sus hijos a reventarse en vida en pro al culto de un profeta anónimo, sin rostro.

    Y ahora por aquí, recientemente por los parajes inciertos de la América-obamiana ahora tenemos a la hermosa y sádica hembra diosa, la Maya -andrógina, fálica y liberal. Maya (Maya en muchas idiomas significa “diosa”) se representa simbólicamente como madre-placental que nutre de su cuerpo a la CIA y “fuerzas especiales” norteamericanas como lo vemos en Zero Dark Thirty. Maya, es Patria-nótese el sentido femenino del sustantivo Patria- que vive como placenta-maternal, nutre, representa y vigila el matriarcado de su Estado-nación y todo lo concerniente a la seguridad nacional e intereses de su territorio. No hay duda de esto ya que la peli causó un tremendo impacto en el país y fuera de él. Maya es bondadosa como una madre, sufre y llora por sus caídos y de las vicisitudes de sacrificios que debe hacer contra su enemigo -como lo vimos al final de la peli. Maya, como diosa, ostenta poderes-supra-naturales suficientemente fuertes como para castigar, desaparecer, torturar y cobrar viejas cuentas para redimir la sangre de sus homínidos caídos el 11/9.

    Con esta imagen de mujer y simple mortal en la peli, Maya es arrojada contra las fuerzas demoniacas-islámicas y ahí es donde se reafirma como diosa virtualmente a los ojos del mundo entero con su tremendo poder-andrógino-simbólicamente en la figura de drones-fálicos y tecnología avanzada, amén de engaños psicológicamente preparados y estrategias militarizada para purgar el terreno de avance, todo, sin duda, características de una nación poseedora de un “destino manifiesto”, infinito crisol-alquímico y baluarte de héroes, de hombres democráticamente libres ahora yacen guarecidos bajo el ala protectora y alcance del ojo atento siempre vigilante de la diosa Maya. El mensaje final de la peli ya está lanzado y es Obama quién gana bajo su mandato.

    Y así, finalmente estimados camaradas, la lista de las diosas-putativas, símbolo universal poseedoras del poder-sexual como vaginas-dentata y chupadora de sangre humana es larga en el colectivo-arquetípico jungiano. Por ahora debemos conformarnos con saber que Maya siempre estará ahí y aparecerá bajo diferentes ropajes, tal cual lo vemos en Zero Dark Thirty. Habrá otras Mayas hermosas bajo otros presidentes, pero la idea final es la misma: purgarse, redimirse y reinar amparado en las míticas telitas de la cebolla universal.

  • 08.01.2013 Cristian Campos

    Muy buen post, felicidades.

    Desde mi punto de vista, y por lo que yo he podido leer sobre el tema, es tan absurdo decir que gracias a la tortura se llegó a Bin Laden (obviando decenas de otros métodos de espionaje como escuchas telefónicas, drones, chantajes, sobornos o simple presión diplomática) como que la tortura no tuvo absolutamente nada que ver en ello.

    En cuanto al dilema moral de la tortura, este se suele resumir de forma demagógica en una pregunta única cuando en realidad se compone de tres muy diferentes:

    ¿Es legítima la tortura?
    ¿Es necesaria?
    ¿Es útil?

    La primera respuesta es claramente no. La tercera es claramente sí. Pero la peliaguda es la segunda.

    A ver si te gusta la crítica de la película que he escrito para JD.

  • 08.01.2013 Jordi Pérez Colomé

    Gracias, Cristian.

    Hay un matiz que complica la segunda y la tercera. ¿Es útil y por tanto necesaria? No siempre. Hay detenidos con los que funcionan otros métodos.

    El caso más célebre del 11-S es el interrogatorio de Abu Zubaydah en 2002. Según dice Ali Soufan -entonces en el FBI-, Zubaydah confesó antes de las torturas que KSM era el cerebro del 11-S y que José Padilla iba a poner una bomba. Aunque ni siquiera esto es definitivo. Otros agentes de la CIA dicen que luego con torturas cantó otros datos.

    No he visto la crítica en Jot Down. ¿Ya está colgada?

  • 11.01.2013 ROMÁN SÁNCHEZ

    El debate en torno a la utilidad y/o la necesidad de la tortura me parece repugnante. La tortura es algo inadmisible en cualquier circunstancia. Todo lo demás es tratar de justificar lo injustificable.

  • 03.02.2013 pgb

    que quienes pretenden defendernos sean mas peligrosos para nosotros que de aquellos de quienes nos pretenden defender me parece el principal argumento contra cualquier brutalidad policial judicial. la impunidad de los policias favorece esto. darles argumentos que les permita hacer esto, tambien. tanto en españa como en usa la impunidad policial es preocupante. dos casos que me vienen a la cabeza, la absolucion de los que pegaron una brutal paliza que estaba gravada en video que probocaron los altercados en los angeles, y la amnistia repetida de los politicos españoles al brutal policia de barcelona… de osama sigo creyendo que la historia oficial es un cuento, que una organizacion islamista fuerte es mas controlable para occidente, y que los actos de esta en afganistan o africa son demasiado beneficiosas para intereses occidentales como para creerse que no trabajan juntos…

TRACKBACKS

  • 06.01.2013 La tortura en La noche más oscura (Zero Dark Thirty) « Realpolitik

    […] de EEUU (clasificado pero esta parte se ha filtrado) descarta el uso de la tortura como apunta Jordi Pérez Colomé. Aunque el periodista Mark Bowden (autor de libros como Black Hawk Derribado o Matar a Pablo […]

  • 13.01.2013 Córrer, fred i Zero dark thirty | Batec

    […] al tard anar al cine a veure la terrible Zero Dark Thirty  i entendre un xic la polèmica (contradicció) dels darrers dies als EUA de si la pel·lícula justifica o no els […]

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47