ObamaWORLD

lunes 11 de febrero de 2013

Qué hay que saber sobre el programa de asesinatos selectivos de Obama

Recordatorio: el crowdfunding de Obamaworld sigue en marcha. El objetivo aún no está alcanzado. Aquí se puede participar y aquí explico qué es.

*

Por las reacciones al post “Bush torturaba a presuntos terroristas, Obama los mata”, me dio la impresión de que el programa de asesinatos selectivos de presuntos terroristas del presidente es poco conocido. Hay un motivo evidente: es un programa secreto del gobierno americano.

Pero cada vez salen más detalles. En 2009 hubo 326 noticias en los grandes periódicos; en 2012, 625. La sociedad tampoco exigía saber más: no había atentados ni nuevas guerras; no había que preguntar por qué. Aprovecho para aclarar las preguntas principales.


1. Por qué el debate sale ahora

El 18 de octubre -antes de las elecciones- Obama dijo en una entrevista en la tele: “Una de las cosas que debemos hacer es montar una arquitectura legal para asegurar no solo que me controle a mí, sino a cualquier presidente”. Obama podía perder ante Mitt Romney y no quería dejar un programa que permite matar en varios países sin control.

“Había preocupación de que las palancas del programa ya no estuvieran en nuestras manos”, dijo un alto cargo de la Casa Blanca. Obama no quería dejar un programa “amorfo” a su sucesor.

El programa de asesinatos selectivos de Obama se lleva a cabo sobre todo con aviones sin piloto o drones (en el post anterior explico mejor cómo funcionan). Hay otro motivo por el que ahora se habla más de drones. Esta tabla del número de muertos por año en Pakistán es parte de la explicación:

Los drones han hecho buena parte de su función en su teatro original: Pakistán. En Yemen van también por ese camino.

En 2009 el oficial americano Nidal Malik Hasan mató a 13 personas en Fort Hood, Texas. El 25 de diciembre de 2009, el nigeriano Umar Faruk Abdumutalab estuvo a punto de hacer estallar un vuelo Amsterdam-Detroit. El 30 de diciembre de 2009 un terrorista suicida mató a 7 miembros de la CIA en Khost, Afganistán. El 1 de mayo de 2010, Faisal Shahzad colocó un coche bomba que no explotó en Times Square.

En octubre de 2010, se descubrieron dos paquetes en dirección a Estados Unidos con bombas ocultas en cartuchos de impresora (la revista de Al Qaeda daba detalles del intento un mes después, lo que se veía como un signo de confianza de la banda).

En 2012, un agente saudí convenció a Al Qaeda en Yemen de que quería atentar contra un avión y le dieron una bomba para colocársela en la ropa interior. Era una mejora respecto a la de Abdulmutallab. El artefacto acabó en manos de la CIA. El 11 de septiembre de 2012 un grupo de atacantes mató en Bengasi al embajador americano en Libia, Chris Stevens, y a otros tres americanos.

Entre el cuadro y esta sucesión de intentos hay una coincidencia: 2009 y 2010 fueron los peores años, y el centro de operaciones se trasladó a Yemen. Desde entonces, los ataques americanos han bajado y la eficacia terrorista, también. Al Qaeda o sus filiales han pasado de intentar matar en Estados Unidos o grandes ataques en lugares centrales (como Afganistán) a quedarse en Yemen o buscar cualquier oportunidad, como en Bengasi o hace unas semanas en Argelia. El programa de asesinatos habría cumplido parte de su función.

Aunque no será fácil darle más transparencia. El próximo director de la CIA, John Brennan, describió con esta frase absurda lo que hay que hacer con este programa secreto: “Debemos optimizar la transparencia en estos asuntos, pero al mismo tiempo, optimizar el secretismo y la protección de nuestra seguridad nacional”.

Hasta 2012 ningún miembro de la administración usaba la palabra “drone”. Según dicen aquí, el borrador con las reglas que rigen los ataques con drones se mueve entre agencias a mano, no por correo electrónico, para evitar filtraciones.

Estados Unidos está más seguro, pero aún desconfía de atarse las manos con el uso de drones y otros recursos ocultos. La guerra contra el terrorismo empieza a terminar, pero será un fin muy largo.


2. Por qué Obama ha sido algo más cuidadoso que Bush

Ser presidente en 2002 era más difícil que serlo en 2009. Pero Obama se ha dado cuenta de que estar en la Casa Blanca significa tomar decisiones difíciles. Bush dejó en su segundo mandato algunos de sus excesos arreglados: había cerrado las cárceles de la CIA, obtuvo permiso del Congreso para escuchas y juicios militares e intentó cerrar Guantánamo.

Cuando llegó Obama prohibió las torturas. Pero al intentar cerrar Guantánamo y preparar juicios civiles para los detenidos, no logró nada. Su gran legado en este campo serán sin embargo los asesinatos selectivos.

La diferencia de Obama es que ha abusado de unos poderes que ya tenía como presidente; no ha desafiado al Congreso o a los tribunales para hacer lo que creía. Además, el probable gran error de Bush -Irak- es el que Obama se ha esforzado en evitar como fuera. Los drones han sido el mal menor. El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, puede decir cosas así: “Estos ataques son legales, éticos y sabios”. Es debatible, pero no es mentira.


3. Por qué los asesinatos selectivos son, a pesar de todo, la mejor opción

Obama no llevaba ni un año en el cargo y en una semana intentaron volar un avión en Estados Unidos y asesinaron a siete agentes de la CIA en una base americana -el peor atentado contra la agencia. Si el avión hubiera explotado, la presión para “hacer algo”, hubiera sido extraordinaria. Aquel plan se trazó en Yemen: ¿hubiera debido enviar tropas a Yemen como Bush había hecho en Afganistán?

Hubiera sido una locura. Miraron a su alrededor y solo había una alternativa rápida para frenar el poder creciente de Al Qaeda en la Península Arábiga: los drones. No son ninguna maravilla, pero evitan muertes de civiles -aunque causan unas cuantas- y de soldados americanos.

En diciembre de 2009 Estados Unidos atacó con misiles Tomahawk lanzados desde barcos ante Yemen un presunto campo de entrenamiento de Al Qaeda en Majalah, Yemen. Era en realidad un campamento de beduinos y murieron docenas de civiles y solo unos cuantos miembro de Al Qaeda.

La creciente precisión de los drones y del espionaje explican por qué son mejores que la guerra abierta. La alternativa rigurosamente legal -capturar, juzgar y condenar- es casi imposible en este caso.


4. Por qué no son la solución definitiva

Un clérigo yemení en un pequeño pueblo del este del país criticaba en agosto a miembros de Al Qaeda desde su púlpito: no eran buenos musulmanes, decía. Tres miembros de la banda fueron a verle por la noche. El clérigo aceptó reunirse con ellos y llevó a un primo como protección. Mientras hablaban bajo una palmera, les cayó un misil.

Los ataques son así de injustos. Ese clérigo y otros miembros de tribus como él son una solución real al crecimiento de Al Qaeda en Yemen. Pero los drones no son capaces de distinguir. Los drones atacan de dos modos: personalizados, cuando hay un soplo de que un objetivo está en algún sitio, y de firma (signature), cuando un tipo de actividad se parece a lo que harían un grupo de terroristas juntos; aquí dicen que han llegado a matar a tres presuntos terroristas por hacer juntos estiramientos en las montañas de Pakistán. Los drones se han usado también en funerales y para volver a atacar a quienes acuden a ayudar tras un primer ataque.

El uso de drones a esta escala es una especie de doctrina preventiva. El informe legal de la administración Obama define la opción de ataque “inminente” igual que la de Bush, como algo posible, pero no inmediato.

Los grandes objetivos se acaban y el gobierno americano ataca más a miembros de segundo nivel o militantes cuyo hipotético enemigo está en su país, pero que no tienen estructura para atacar en Estados Unidos (esto es lo que ocurre por ahora en Mali, por ejemplo). En estos casos, los drones pueden convertirse en un ejército aéreo para el gobierno local.

A ojos de los locales, esta actividad deslegitima el poder nacional. Estados Unidos ha “comprado” el favor o permiso de esos países con ayuda económica o militar. Muchos en Yemen creen que el presidente Alí Abdulá Saleh fomentó Al Qaeda en su país para que los americanos le necesitaran para que les dejara intervenir en su país. En público criticaba a Estados Unidos y en privado aplaudía y pedía más dinero.

El uso intensivo de drones hace huir a miembros de Al Qaeda de sus sedes centrales, pero pueden reaparecer en lugares donde también actúan, aunque a otro nivel: Irak, Siria, Somalia. La muerte de civiles y la rabia hacen que más jóvenes apoyen o entren en Al Qaeda. Al Qaeda en la Península Arábiga ha pasado de unos 300 miembros a unos mil en tres años, según estimaciones.

¿Por qué este incremento? No hay una sola respuesta. A pesar de que se da por hecho que los drones son un buen recurso de reclutamiento para Al Qaeda, aquí dicen que el principal motivo es económico: Al Qaeda paga un sueldo (400 dólares) y da de comer, y Yemen es un país pobre. Además si los ataques son cuidadosos y selectivos, los locales cansados del rigor de Al Qaeda los apoyan.

El problema de fondo es el de siempre: los drones han logrado desarticular a la banda y sus franquicias, pero no las han destruido. Esa labor es más larga y difícil.


5. Qué retoques hay para el programa

La mejor lista de soluciones para hacer que los drones se usen con más control está al final de este artículo. Hay que hacer algo también para evitar sentar un precedente de cara al uso por otros países. La idea más obvia es hacer que algún tipo de comité -judicial o no- revise la lista de objetivos a matar que maneja la administración.

Es difícil porque las pruebas suelen ser débiles y es una prerogativa del poder ejecutivo en la que los jueces no quieren tener nada que ver. Ese será el debate importante en los próximos meses sobre drones, que ya no se irán. Siempre que no haya nuevos ataques de Al Qaeda.

*

Si alguien ha llegado hasta el final, aquí se puede colaborar con el crowdfunding para ir a Israel. Gracias.

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios 8 comentarios

Comentarios

  • 12.02.2013 Carlos Jerez

    Gracias por el post, interesante no solo por la información sino también por los dilemas que plantea. A destacar la lista de soluciones que ofrece Clint en su artículo, no estoy seguro de la eficacia de todas ellas, pero son las más interesantes que he escuchado.

    El hecho de que no poder enviar más prisioneros a Guantánamo te deja el asesinato selectivo como una de las pocas opciones, es algo que la mayoría no se plantea pero tiene visos de ser muy real. La pregunta que nos tenemos que hacer no solo es moral sino también práctica, ¿merece la pena mantener una política antiterrorista agresiva fuera de tus fronteras o los costes a largo plazo que produce son mayores que los beneficios?.

    Mi duda es si para luchar contra el terrorismo integrista una política defensiva como la que hoy se practica en España es lo bastante buena para detener los atentados o si sin la tarea que práctica ahora mismo EEUU tendríamos 11Ms por doquier. Quizás la ineficacia de los GAL pueda servir como lección de historia para este caso.

    En cualquier caso veo imposible que un gobierno americano pasa a llevar una política antiterrorista no agresiva, ante una clara amenaza y con el poder que les da sus recursos “no hacer nada” tendría un castigo enorme en caso de atentado terrorista. La mejora está en los márgenes y ahí parece que Obama se ha dado cuenta de la importancia de redifinirlos.

    Saludos.

  • 12.02.2013 Jordi Pérez Colomé

    La diferencia con los GAL es que Estados Unidos mata en lugares inalcanzables para sus fuerzas de seguridad (policía o ejército). Se entiende que si estuvieran dentro del país intentarían capturarles, no les bombardearían desde el aire.

  • 13.02.2013 Carlos Jerez

    Jordi, disculpame si me equivoco, porque soy aún más joven que tu y no un experto sobre los GAL, pero aunque Francia no sea Yemen, creo que en los 80s España también tenía serias restricciones para hacer detenciones en el país vecino. En cualquier caso reconozco que los GAL son un pariente lejano de los drones, por eso lo de “quizás”.

  • 13.02.2013 Carlos Jerez

    Perdona por ocupar tanto con el mismo tema, la analogía con los GAL es más por el hecho de utilizar asesinatos para conseguir un “bien” a corto plazo al acabar con terroristas, pero a su vez producir un coste a largo plazo al recibir una gran desaprobación y desligitimizar así al Estado en favor de los terroristas.

  • 13.02.2013 Jordi Pérez Colomé

    Sí, aunque otra diferencia con los GAL es que desde el principio se sabe que el gobierno de Estados Unidos bombardea a sus enemigos en otros países. Es más guerra abierta que sucia.

    Así que la desaprobación puede ser grande, pero la deslegitimización es menor. Se descubrirá en el futuro quizá la magnitud del desastre, pero ya sabemos que han muerto más de 3 mil personas y que no todos son terroristas malvados.

  • 14.02.2013 pgb

    yo sigo sin percibir porque son mas terroristas los de al queda que quien dirige los drones…

  • 25.02.2013 antonio mendez jaran

    NO sé si alguno de vosotros (tan listos y humanos) os habeis dado cuenta que esos terroristas que os da tanta pena que los eliminen, se dedican a matar niños mujeres y a todo aquel que tenga la mala suerte de estar en los sitos que estos “angelitos” atacan. Si os parece que mejor les den una palmadita en la espalda y los inviten a un cafe, sois peores que esos que se indignan por que matan a un animal los cazadores pero ven muy logico que se mate a un niño antes de nacer y lo llama a ese asesinato “derecho de la mujer” y el derecho de la criatura indefensa ese ser humano no tiene derechos? no teneis logica ni defensa alguna

  • 25.02.2013 antinio mendez jaran

    Sé me olvidaba drentro de la mujer solo se engendran seres humanos (niños) no pepinos, ni tomates etc… Lo digo por que algunos descerebrados ponen la excusa de que aun no son seres humanos, ellos si que no son seres humanos son una aberración,

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47