ObamaWORLD

Domingo 10 de Marzo de 2013

Soy autofreelance

Recordatorio: esta es la última semana para participar en el crowdfunding del viaje a Israel y Egipto, que sigue abierto aquí. Gracias.

*

Había quedado en la calle 21 de Washington con el corresponsal de Televisió de Catalunya, Antoni Bassas. Era días antes de las últimas elecciones presidenciales, en octubre. La tele preparaba un pequeño reportaje sobre nuevos modos de hacer periodismo, entre ellos el caso de Obamaworld. Cuando me vio, Bassas me dijo: “O sea, que tú eres autofreelance”.

No se me había ocurrido, pero es más o menos lo que soy: hago piezas para un medio, que es el mío. Yo decido qué hago, dónde voy y cuánto me pago. Ahora que sale adelante mi segundo crowdfunding (aún quedan unos días) me han hecho algunas entrevistas, sobre todo estudiantes.

Me preguntan variantes de lo mismo: cómo lo he hecho y si esto es una salvación para el periodismo. No es ninguna salvación, pero sí encaja en una tendencia creciente: hay lectores que quieren implicarse más en qué leen.

Mi apuesta está clara y de momento es viable gracias a otras cosas que hago como freelance normal. El próximo paso será concentrar más horas en el blog y buscar más fuentes de financiación, pero aún no sé cuáles. Ser autofreelance tiene ventajas -todo depende de mí y los que contribuyen ya saben qué encontrarán-, pero también desventajas.

Llevo quince días concentrado en los preparativos del viaje a Israel: no es fácil montar una agenda de un viaje de 4 semanas, como saben quienes han visto el blog cerrado. Eso implica que actualizo menos. Lo subsanaré pronto.

Cuando empecé con el blog, mi intención era intentar vender mis piezas a medios establecidos. Pero en seguida vi lo que se pagaba hoy. No hubieran salido los números y mi trabajo hubiera beneficiado a otros en lugar de quedar reunido aquí. Preferí empezar a pedir dinero a quienes lo leían. La apuesta era abrir una ventana para quien creyera que debía pagar por algo como este blog. Ahora veo que fue parte de la solución.

Como explican aquí para proyectos pequeños, la pregunta crucial no es “cómo hacer que la gente pague”, sino “cómo dejamos pagar a la gente”. En esos casos, ser pequeño ayuda: no es lo mismo financiar un viaje mío a Israel -donde quien quiera puede decirme lo que sea por email o en twitter y saben qué hago y dónde estoy- que dar 20 euros al año a un gran medio para que subsista.

*

En Estados Unidos ha habido una polémica esta semana porque The Atlantic ofreció publicar gratis a un veterano freelance. El periodista, Nate Thayer, publicó los correos que intercambiaron. Un editor de The Atlantic, Alexis Madrigal, se enfadó y defendió a la joven redactora que había encargado la pieza, que solo llevaba unos días en la empresa. Madrigal contó además el desafío con el que se encuentra a diario para mantener su medio.

El problema, según Madrigal, es que tienen poco presupuesto para la web y les sale mejor hacerlo ellos en la redacción o agregarlo -citar el original y enlazarlo- que pedir textos a freelances. Ser freelance digital es más difícil que serlo de papel (del antiguo papel, claro). Aquí una chica dice que logra vivir de publicar piezas en medios digitales que pagan a partir de 50 dólares, pero que trabaja 10-12 horas 7 días a la semana. Ser periodista o escritor es bonito, pero no es sencillo.

*

Internet no es la tumba del periodismo, pero trae cambios. Hasta ahora los medios escritos eran un canal de transmisión de anuncios. El dinero no procedía de las ventas, sino de la publicidad. Ahora en cambio las empresas encuentran modos más directos de llegar a sus consumidores. Necesitan menos los medios de papel -ni siquiera los medios digitales.

No es el único problema. Cada vez parece más claro que el tipo de anuncio de calidad de una marca que se hace en la tele -aún mayoritaria- no puede trasladarse a internet, donde además no hace falta acudir a un medio: las empresas pueden hacerlo directamente o Google y Facebook han logrado quedarse de momento con buena parte de ese mercado.

Los medios digitales inventan nuevos métodos para atraer a anunciantes. En Estados Unidos hay cierta polémica por lo que se llama “contenidos patrocinados”. Los periodistas hacen algunos artículos “financiados” por una empresa. Se ve que es un anuncio, pero se ve poco, sobre todo en la firma:

busfidanuncio

Este es un artículo normal de Buzzfeed:

busfidstaff

La publicidad es más escurridiza y, como todos, busca conseguir mejor resultado de sus inversiones. Ese tipo de contenidos puede ser parte del futuro, pero por ahora la publicidad irá a menos:

En España, El Confidencial es el mayor ejemplo de periódico nacido digital que sobrevive de la publicidad. Pero lleva más tiempo en esto y lo hacen bien. Es difícil que haya espacio para mucha más oferta de ese nivel; quizá algunos competidores. Para ese nivel, junto a la publicidad, los muros de pago son una solución en casos concretos.

*

Los medios debían buscar otras alternativas a la publicidad. La mejor opción que había a mano era la segunda fuente de financiación (si dejamos de lado las subvenciones): los clientes. En España, eldiario.es nació en septiembre e infolibre.es nació este jueves.

Ambos aspiran a tener socios para cubrir una parte de sus ingresos. En eldiario.es publicaron las cuentas hace unos días: más de la mitad de los ingresos son de las cuotas de socios. Ninguno de los dos proyectos nace de la nada. El célebre blog de Ignacio Escolar está en la base de eldiario.es y la web de éxito francesa Mediapart está detrás de Infolibre.

No es un fenómeno solo español. Aunque con variantes, la web norteamericana Matter ofrece una historia sobre ciencia al mes por una suscripción de un dólar. Su fundación se basó en un crowdfunding donde lograron 140 mil dólares de 2.500 personas. Su director, Jim Giles, cree que hay margen para más.

Otro caso más conocido de financiación directa es de The Dish, de Andrew Sullivan. Junto a la publicidad, los muros y los donativos, hay un cuarto método para ganar dinero en internet: vender cosas al público. Suelen ser libros o revistas, pero algunos crowdfundings ofrecen postales o anillos de plata de Afganistán.

En España, una variante repetida es la insistencia en sacar algo en papel. Tanto Infolibre como eldiario.es lo hacen, pero también Jot Down, Yorokobu o las que nacen directamente en papel (La Marea, Alternativas Económicas, Mongolia). No he visto ningún caso de web de información americana que use el papel como fuente de financiación.

Esta semana iré al Congreso de Periodismo Digital de Huesca para hablar del periodista en un negocio de medios. Contaré que soy autofreelance y lo que le rodea. La mejor noticia del año en el Congreso será que los nuevos modelos de negocio ya no serán algo remoto. Aunque descubrir cómo mantener los viejos modelos será igual de difícil.

*

Para quien le interese, aquí se puede participar en mi crowdfunding. Queda una semana. Gracias.

Comentarios 9 comentarios

Comentarios

  • 10.03.2013 Manuel Álvarez

    ¡Grande Colomé! Quizás con los años algunos podamos “presumir” de que seguimos y apoyamos al gurú Jordi Pérez colomé. Pero como ya he escrito otras veces aquí, en tu web se juntan dos cualidades esenciales para tener éxito, una es la calidad y la otra tu tenacidad, sin miedo a innovar. Aunque como escribes, el ser pequeño tiene sus ventajas.
    Hay un párrafo de tu entrada: “En España, El Confidencial es el mayor ejemplo de periódico nacido digital que sobrevive de la publicidad. Pero lleva más tiempo en esto y lo hacen bien. Es difícil que haya espacio para mucha más oferta de ese nivel; quizá algunos competidores. Para ese nivel, junto a la publicidad, los muros de pago son una solución en casos concretos”.
    Es difícil, pero no descartemos nada, recordemos que INDITEX es lo que es, saliendo de un país en el que se decía en los 80 que el textil se iba a pique.
    Saludos y mucha suerte.

  • 10.03.2013 Jordi Pérez Colomé

    Gracias por los deseos exagerados.

    Pero gurú no. Es cursi y no es mi caso.

  • 10.03.2013 David

    Estas lucido en muchos aspectos pero el futuro del periodismo no pasa por medios generalistas que “se han pasado a Internet”, es la especialización: Imagina un reportero de guerra siguiendo desde primera linea los acontecimientos. Piensa en un especialista en ciclismo que nos habla del Tour etapa a etapa, O en un tipo que sigue los puntos calientes por el mundo para darles su propia interpretación…

    Nadie va a pagar (hablo del futuro) por un paquete en el cual puede que no le guste como escribe este, o le interese lo mas mínimo el tema aquel o el sesgo de este otro le ponga de los nervios. Si acaso contribuirán para acceder a una suma de factores que encajen con su gusto y exigencia.

    Por ponerte un ejemplo, si tu hablases de hollywood o hablases de manera desinformada o intuyese un sesgo demasiado grande o muchas cosas mas, no seguiría (ni eventualmente contribuiría con) tu blog. Habiendo tantísima oferta nadie tiene porque quedarse con menos de lo que le sea posible obtener.

    Acaso como común denominador podamos quedarnos (en general) con contenidos cuyos autores sean serios, estén bien informados, tengan credibilidad y objetividad y no descuiden a “su mercado”. Todo lo demás probablemente, antes o después, desaparecerá.

    y hablando de cuidar los mercados, oigo hablar del blog cerrado del viaje a Israel y Egipto pero a mi no me ha llegado nada.

  • 10.03.2013 SILVIA

    Estoy de acuerdo con todo lo que dices.

    En mi caso, y aunque con mucha prudencia, estoy empezando con un blog de noticias y análisis sobre lo que sé de política internacional. Sin embargo, los que empezamos en esto tenemos un handicap que tú no tienes, y es tu bagaje profesional. Yo, y con suerte, he hecho prácticas durante tres meses en un medio, pero poco más.

    Por eso creo que tu trabajo anterior es fundamental para haber conseguido la buena reputación que tienes ahora. Además, por su puesto, del gran conocimiento de los temas que tratas y lo bien que te documentas.

    El periodismo no morirá, la fórmula para conseguir más ingresos llegará, y blogs como este se convertirán en referencia. El problema es que las nuevas hornadas de periodistas lo tenemos complicado, tanto en los grandes medios que no apuestan por nosotros, como en internet donde cualquiera puede poner en cuestión lo que contamos por el mero hecho de ser gente sin experiencia.

  • 10.03.2013 David

    Silvia, aunque seas joven y no tengas mucha experiencia, mira a ver si hay algún tema que te apasione, que sigas con mucho interés y que estés al tanto de todo lo que ocurre alrededor constantemente. Ese seria el tema que yo empezaría a trabajar porque sera el que con mayor probabilidad, si perseveras y le hechas el común denominador del que hablo arriba, te vaya a conseguir un publico y una viabilidad futura en este negocio.

    Jordi no tenia esa reputación al comienzo, cuando cualquiera de nosotros leyo por primera vez Obamaworld (a menos que conociese sus escritos y trayectoria de antes, lo que no creo que se de en muchos casos), se la tuvo que ganar post a post, con cada uno de nosotros, desde el principio y como cualquier novato. Eso esta a tu alcance y lo demás (conocimiento y documentación) también. Y si necesitas orientación, ahi tienes el email de Jordi que o mucho me equivoco o te echara una mano con estas cosas,

    Es cierto que cualquiera puede poner en circulación y cualquiera puede poner en cuestión los contenidos pero para veteranos y novatos las normas de susbsistencia y eventual exito son las mismas: el buen material conla buena actitud/aptitud persiste y lo contrario se extingue.

  • 10.03.2013 Jordi Pérez Colomé

    David,

    el problema para los periodistas solitarios es de recursos y de alcance. Yo hasta ahora -llevo tres años con esto- sobrevivo de otras cosas y mis ahorros y mi experiencia me ayudaron a empezar. No todos tienen las mismas opciones iniciales. También es más fácil llegar a gente si lo publicas en un medio que ya tenga su audiencia. Quizá habrá una combinación.

    Te he vuelto a enviar el correo del blog. He comprobado el correo original de hace dos semanas y está tu dirección. Quizá en la bandeja de spam. Gracias por el apoyo.

    Silvia,

    es como dice David, post a post. La ventaja de la experiencia es evidente. Pero no hay ningún secreto más que dedicar horas y horas. Tienes años por delante. No confíes en que nadie te vaya dar un trabajo para adquirir por arte de magia esa “experiencia”. Eso no existe. No pienses además que en cinco años el panorama será el de hoy. Quizá haya cambiado y tu blog te lleve a lugares insospechados.

  • 11.03.2013 Fátima

    Jordi, admiro tu trabajo, sigo pensando que eres un ejemplo para muchos periodistas. Nos vemos esta semana en Huesca. Un abrazo.

  • 11.03.2013 La Crisis de la Historia

    Hablando un poco coloquial, lo de freelance siempre me ha parecido una manera un poco maquillada de decir autónomo (que al final viene a ser lo mismo pero freelance directo del inglés).

  • 11.03.2013 Jordi Pérez Colomé

    La crisis de la historia,

    es autónomo (yo soy autónomo), pero una diferencia es que tus clientes son otras empresas, no clientes finales. Autofreelance sería una traducción más precisa de autónomo.

    Gracias, Fátima.

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia