ObamaWORLD

viernes 22 de marzo de 2013

Obama hace un brindis al sol en Israel y a ver si hay suerte

Tel Aviv, Israel

Mientras el presidente Obama daba su discurso a los jóvenes israelíes en Jerusalén, yo hablaba con Yaacov Lozowick, director del Archivo Nacional de Israel, en su despacho. Lozowick e decía: «Me encantaría que hubiera dos estados, ahora mismo».

Obama pedía también que se trabajara más y mejor para llegar a la solución de los dos estados. Solo había una diferencia: el énfasis. Lozowick hablaba de una oportunidad perdida, Obama aún insistía en que es la gran solución.

En Israel he hablado con trece personas en los cuatro días que llevo aquí. Doce creen que la solución menos mala son los dos estados. En eso todos están de acuerdo. El desacuerdo llega cuando pregunto por la facilidad de que eso ocurra -todos están entre difícil y muy difícil- y de quién es más responsable por la falta de acuerdo.

Obama ha venido a Israel a dos cosas: a certificar su apoyo inquebrantable al país -que muchos dudaban- y a animar nuevas negociaciones con palestinos para alcanzar esos dos estados. Pero sus propuestas, sus novedades, su lenguaje claro, han sido menos directos que Cairo en 2009, en el discurso con el que intentó reiniciar buenas relaciones con los países árabes.

Imagen de previsualización de YouTube

Con estos cuatro pasajes, pueden resumirse las claves del discurso de Obama:

1. Soy como vosotros

En Estados Unidos, una nación hecha de gente que cruzó océanos para empezar de nuevo, nos atrae de manera natural la idea de encontrar la libertad en nuestra tierra. Para los negros, la historia del éxodo fue quizá su historia central, la imagen más poderosa, al emerger de la opresión de la servidumbre hacia la libertad y la dignidad: una historia que se ha llevado desde la esclavitud y a través del movimiento de derechos civiles hasta hoy.

Por generaciones, esa promesa ayudó a la gente a resistir pobreza y persecución mientras conservaban la esperanza de que llegaría un día mejor. Para mí, que crecí en partes remotas del mundo y sin unas raíces firmes, esa historia hablaba de un anhelo en cada ser humano por una casa.

Los israelíes no veían a Obama como a uno de los suyos. Este párrafo en el inicio -donde relaciona su vida y la de los negros con la del pueblo judío- le acerca. Obama hizo varias bromas con palabras en hebreo y cayó bien a quien debía caer bien. Hizo su función de restaurar los lazos.

2. Estados Unidos siempre estará ahí

La seguridad del pueblo judío en Israel es muy importante; no puede darse por segura. Pero no nos equivoquemos: los que defienden la ideología de rechazar el derecho de Israel a existir, harían mejor en rechazar la tierra debajo de ellos y del cielo encima, porque Israel no se va a ir a ninguna parte. Hoy quiero decíroslo, sobre todo a los jóvenes, para que no haya confusiones, mientras haya unos Estados Unidos de América, «Ah-tem lo lah-vahd», no estáis solos.

Obama ha leído este párrafo tras repasar las amenazas que acechan a Israel en la región. Por si faltaba la confirmación de que Estados Unidos hará lo que sea necesario para proteger a Israel. En Cairo en 2009, Obama creyó que una ligera presión sobre Israel iba a ser buena para el proceso de paz y el mundo árabe. Ha visto que no y ha vuelto a su posición natural, que solo abandonó en discursos, nunca con hechos.

La esperanza de Obama es que un Israel más confiado sea algo más benevolente a la hora de sentarse a negociar. Es poco más que una esperanza.

3. Ahora hay que dar un paso más

Pero es posible. Las negociaciones serán necesarias, pero no hay secretos de adonde llevarán: dos estados para dos pueblos. Habrá diferencias sobre cómo llegar ahí. Habrá elecciones difíciles en el camino. Los estados árabes deberán adaptarse a un mundo que cambia. Los días en que podían condenar a Israel para distraer a su gente por falta de oportunidades, corrupción o mala gestión, tienen que terminarse. Ahora es el momento para el mundo árabe dé pasos para normalizar relaciones con Israel.

Esta es la petición de Obama a israelíes y palestinos: solo hay una solución, negociad. Aunque se ha olvidado de pedir la congelación de asentamientos como precondición. La vía política para eso parece poco madura. Obama tenía que hacer su discurso y su visita y ahora vendrá a Israel John Kerry, el secretario de Estado, para empujar; se ve que tiene más ganas y menos retos. Son propuestas que huelen a pasado, pero encima de la mesa no hay nada más.

4. Al menos probad algo

Ahí es donde empieza la paz, no solo en los planes de los líderes, sino en los corazones de la gente; no solo en un proceso calculado con detalle, sino en las conexiones diarias, ese sentido de empatía que ocurre entre esos que viven juntos en esta tierra y en esta ciudad santa de Jerusalén. Dejadme decir esto como político, os lo puedo prometer: los líderes políticos nunca tomarán riesgos si la gente no les empuja. Debéis crear el cambio que queréis ver. Gente ordinaria puede lograr cosas extraordinarias.

«Debéis crear el cambio que queréis ver» es un lema sacado de su campaña. Su uso en Oriente Medio es legítimo, pero cala poco. La empatía, en cambio, es algo que no sobra en esta región y que no necesita de un proceso de paz para mejorar algo. Son esas corrientes que van por debajo y que con años pueden llevar a algún cambio sin que los políticos intervengan antes, sino después. Ese «que pase algo pero no sé qué» es una esperanza entre la izquierda israelí.

Un poco más adelante:

Sobre todo, mirad al futuro que queréis para vuestros hijos, un futuro en el que un estado judío, democrático, vibrante es protegido y aceptado para esta época y para todos los tiempos.

Esto esperan muchos padres israelíes del futuro, pero con poca esperana. Obama tenía la obligación de decirlo y, salvo milagros, cuando vuelva a Estados Unidos, dejará la paz entre Israel y Palestina para otro presidente. Tiene objetivos más urgentes.

Comentarios 3 comentarios

Comentarios

  • 22.03.2013 pedro

    Es cierto lo que dices que los israelíes quieren un estado palestino, y eso en España se ignora. De Israel sólo sabemos los 10 segundos que aparecen en el telediarios (o aparecían) de 5 palestinos tirando piedras a un tanque israelí. Y como los españoles somos un poco… cortos (por ser suaves, pues con eso nos quedamos. Y es lógico que los israelíes y su gobierno quieran un estado palestino, aunque sorprenda, ya que es la única vía para que vivan tranquilos.
    Sabéis que todas las casas israelíes disponen de un búnquer? Pues sí.
    Ánimo en tu viaje Jordi, si escarbas un poco, te encontrarás con cosas sorprendentes en la sociedad israelí. Habla con la gente, te vas a encontrar todo un espectro de opiniones, desde un extremo hasta el otro pasando por mil y un matices. No verás un israelí igual a otro en la forma de entender la relación con sus vecinos árabes, de guardar la religión, sus costumbres, de ver el futuro. Incluso dentro de cada familia verás esto.

  • 23.03.2013 Beatriz de Vera

    El énfasis es necesario para que su tibieza no sea del todo manifiesta. A EEUU lo que le interesa realmente es que todo siga como está http://revistagalibo.es/2013/03/19/occidente-....israelies/ Estamos esperando tu reportaje sobre el viaje a Israel. ¡Suerte!

  • 31.03.2013 Calavera2000

    Hay cosas que habria que matizar:
    Obama no quiere un estado palestino.
    Son palabras de «quedar bien», pero hipócritas, como tanta retórica de relleno que utiliza diplomaticamente.
    Cuando la UNESCO decidió reconocer a Palestina como un estado, Obama pilló un cabreo bastante evidente. Se mostró disconforme e incluso amenazó con retirar las subvenciones a la UNESCO si se empeñaban en ese reconocimiento.
    Ademas, si echamos un vistazo a 44 años de EEUU como mediadores del conflicto palestino-israeli, ¿Que tenemos?: no hay estado palestino… no ha habido paz… los muertos palestinos se cuentan por miles… y los territorios anexionados ILEGALMENTE por Israel son miles de hectareas.
    La guerra con Iran es una locura. Ya tienen los iranis una presión bastante importante con las sanciones, las cuales les estan desbaratando la economia. Las constantes amenazas de guerra de EEUU/Israel solo son para alimentar el morbo sádico del lobby armamentista, que tantas guerras ha diseñado.
    Asi que por mi, el viaje se lo podia haber ahorrado. Es mas de lo mismo.

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to save temporary file for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:35 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(659): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 35