ObamaWORLD

lunes 25 de marzo de 2013

Del kibbutz al asentamiento

Entre viernes y sábado estuve 24 horas en un kibbutz. Los kibbutz (kibbutzim en el plural hebreo) son el movimiento asociacionista más grande del mundo. Es algo típicamente israelí. En su origen, incluso antes de la creación del estado de Israel, fueron una especie de comunas, inspirados en los koljós soviéticos: un grupo de personas se unía para vivir y trabajar juntos y todo era de todos.

No había sueldos ni propiedad. Estaban también en la vanguardia sionista: a menudo en la frontera con países árabes o palestino y los mejores soldados venían de los kibbutzim.

Hay más de 300 kibbutzim en Israel, cada uno con su modelo, pero en la mayoría los miembros han tenido que ir a trabajar fuera debido a la falta de competitividad de las empresas que crearon. Algunos kibbutzim hundidos en deuda no tuvieron más remedio. El ideal inicial ha quedado disuelto.

Así ocurrió en Gezer, donde estuve yo, y por ahora sobreviven como una comunidad asamblearia, pero con límites. Aunque algunas utopías siguen vigentes: el hijo de un miembro de Gezer ha ido a vivir a un kibbutz en el sur donde comparten hasta la ropa; cada día cada cual toma lo que necesita. Es el regreso al ideal. En un post en abierto o en el ebook final contaré más detalles. Si puedo intentaré ver algún otro kibbutz en el norte.

En Gezer tuve la suerte de hacer por casualidad una de las entrevistas más interesantes del viaje. Mi guía y quien me ofreció su casa para dormir fue el chileno Hernán López. En el kibbutz su padre adoptivo -quien lo adoptó al llegar en 1998- era Amos Davidowitz. Hernán me recomendó hablar con él. Era teniente coronel en el ejército israelí. Amos es un teniente coronel socialista, algo poco común en los ejércitos del mundo occidental. Esta es su foto en twitter:

amosda

Pero lo mejor de la entrevista fue ese toque realista típico israelí de afrontar el mundo y las decisiones, sin remilgos pero honesto, tan alejado de la comodidad occidental. Quizá la mejor frase de Amos fue al hablar de si un día el ejército debe desalojar asentamientos de colonos. Amos dividió los motivos de los colonos en cuatro grupos: económicos, políticos, religiosos y mesiánicos. Al hablar de los tres primeros, dijo: «Saldrán de allí, quizá se romperán algunos dientes, pero saldrán de allí». A los mesiánicos deberán arrestarlos.

El mérito general de la entrevista fue entender algo de la difícil gestión en decisiones militares sobre el terreno y en caliente que deben tomar los mandos intermedios del ejército.

Anoche vi The Gatekeepers, un documental con entrevistas a los últimos jefes del Shin Bet, el servicio de inteligencia interior. En sus respuestas se puede ver la dificultad de gestionar sin cesar dilemas morales en un «vecindario difícil». Más allá del debate distinto sobre la legalidad y utilidad de la ocupación, es un terreno apasionante: «Las decisiones tienen consecuencias», decía Amos. Cuando son de vida o muerte es más fácil entenderlo.

El sábado por la mañana debía buscar un lugar para dormir las dos siguientes noches. Me metí en Air B&B para ver quién alquilaba habitaciones en Jerusalén. Vi una barata -35 euros- con vistas. Parecía bien, pero había algo raro: estaba en Gilo, lejos del centro. No solo eso, Gilo estaba más allá de lo que debía ser Jerusalén oeste, la parte israelí.

Era una oportunidad única de conocer de cerca y dormir en un asentamiento, aunque los que están en Jerusalén este los israelíes no los llamen así. Las vistas eran a Cisjordania, al pueblo de Beyt Jala, desde donde en 2000 disparaban a Gilo.

La propietaria era una mujer rusa -ella decía que era rusa aunque nació en Kiev, «yo hablo ruso así que soy rusa»- que había venido a Israel en los 80. Ahora vivía sola tras divorciarse. En Israel los rusos tienen mala fama. Llegaron un millón en los 90 y dicen que movieron el país a la derecha y que tienen menos respeto por los valores democráticos. Esto es lo que se veía desde mi cuarto; en la cresta está Beyt Jala:

20130324_080136

Así era la calle de mi edificio.

20130324_080628

Así es una de las calles de Gilo, como un barrio normal.

20130325_102512

El domingo entrevisté a mi primer palestino, Ihab Khatid, ciudadano de Jerusalén este. Ihab es un hombre de unos cuarenta años, que ha estudiado un año en Harvard, acomodado, prudente, pero en toda su prudencia ya podía verse que había puntos -Jerusalén, asentamientos- donde el deseado acuerdo de los dos estados iba a ser muy difícil.

Después de Ihab cogí el bus y fui a Efrat, un asentamiento en Gush Etzion, en plena Cisjordania. Allí me esperaba Gustavo Perednik, un israelí argentino que conoce a Pilar Rahola y otros españoles. La entrevista con Gustavo fue simpática, pero previsible. Como Dani Dayan hace unos días, no cree que los dos estados sean una opción viable.

Pero lo más sorprendente fue lo fácil que era llegar desde Jerusalén al asentamiento -con un bus y dos rápidos controles en la carretera y en la entrada- y sobre todo el nivel de calidad de vida que había allí, como se ve en la foto. Rozaba el lujo. Cuando haya visto más asentamientos haré un post en el blog.

20130324_160047

Hoy lunes voy a Ashdod y luego a Áshkelon para el séder pésaj, una de las grandes fiestas judías: celebran la salida de Egipto, el fin de la esclavitud. Esta noche empieza, pero toda la semana estarán más o menos de fiesta. Por eso he acumulado entrevistas y ahora tras Áshkelon y dos días en Tel Aviv, iré hacia el norte a intentar ver otras cosas. El lunes próximo volveré a Jerusalén para más entrevistas y asentamientos.

*

Para quienes esperan la versión en papel de Un viaje a Israel y Palestina, el libro ya impreso lleva una semana bloqueado en un centro de logística de Barcelona por una huelga de transportes. Espero que los puedan mandar cuanto antes. Desde aquí no puedo hacer más. Disculpas.

Comentarios 2 comentarios

Comentarios

  • 25.03.2013 TP

    «CoMpetitividad». Atenció.

  • 26.03.2013 Jordi Pérez Colomé

    Corregit! Gràcies per l’atenció al detall.

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:52 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(659): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 52