ObamaWORLD

martes 28 de mayo de 2013

La revolución egipcia flaquea, pero los Hermanos Musulmanes también

Cairo, Egipto

Llevo solo tres días en Egipto, pero las primeras entrevistas dan una línea común. Es probable que haya variantes de matiz, pero las coincidencias son interesantes para empezar a entender por dónde va la transición egipcia.

1. La revolución fue una etapa, no un principio

Pocos esperaban una revolución en 2011. Pero en los años previos el régimen había empezado a relajarse. Mubarak cometió dos errores: primero, en las elecciones de diciembre de 2010 no dejó espacio a la oposición, ni siquiera el testimonial que tenían los Hermanos Musulmanes; nada. Segundo, la colocación de su hijo, Gamal Mubarak, como heredero. Cerraba así el paso a cambios más naturales.

El ejército no hizo nada para salvar el futuro del régimen, que era de Gamal. “Sin el pucherazo electoral de 2010, el sistema habría sobrevivido, aunque algún tipo de evolución hubiera ocurrido tarde o temprano”, dice Bassem Sabry, escritor y activista.

La revolución ha traído caos, violencia, inestabilidad, pero la situación política con una transición dirigida sería parecida a la de ahora. El ejército mantiene el control de sus asuntos y sus intereses económicos y el islam político está en el poder. A pesar del ruido, la revolución parece solo una aceleración, no una ruptura.

2. El islam político es mayoritario

“En mi pueblo en el centro de Egipto en los 50 mi padre iba a rezar el jueves por la tarde, al salir compraba unas botellas de cerveza y se iba con un amigo a fumar hachís”, dice Ali Menufi, hispanista de la Universidad Al-Azhar. No solo eso: “Recuerdo perfectamente la minifalda azul y la blusa blanca del uniforme escolar de las niñas”. El decano y profesor de ciencias políticas de la Future University (en la foto), Abdul-Monem Al-Mashat corrige: “Las mujeres entonces no llevaban minifalda, sino ¡microfalda!”

future

Hoy las mujeres sin velo por las calles egipcias son probablemente cristianas. Las musulmanes lo llevan -el 80, el 90 por ciento, me dice- y aumenta también el niqab negro. Este cambio lento es muy anterior a la revolución. Publiqué un post con fotos de otro viaje que lo prueban.

Parece que hay dos fechas clave en este proceso: en 1967 la derrota ante Israel dejó tocado el panarabismo laico. En 1974 el boom del petróleo hizo crecer la influencia religiosa de las monarquías del Golfo -más conservadoras- en la región, no solo con el dinero sino también con la emigración egipcia que iba a trabajar en aquella industria.

En los años de Mubarak, el islam era un consuelo. Cuando en 2011 y 2012 llegaron las elecciones libres, solo había un grupo y una ideología con capacidad de reunir votos: el islam político. “Los egipcios son conservadores religiosos desde los faraones”, dice Al-Mashat.

3. El gobierno es difícil

El partido de los Hermanos Musulmanes, Libertad y Justicia, controla la presidencia, el gobierno y la única cámara vigente (la Shura); el Parlamento fue disuelto por el Tribunal Constitucional. Tienen todo el peso del poder. Al-Mashat me ha contado que Essam el-Erian le dijo que son “la organización de Dios”.

Puede ser que crean de verdad que lo son, pero si el gobierno no da con soluciones para el país, los egipcios pueden decidir que el islam político y el islam no son lo mismo.

He preguntado a todos si tienen miedo de que los Hermanos islamicen aún más Egipto. Todos me han dicho que sí. He pedido ejemplos. Dos me han citado el rumor  de que habrían quitado a líderes feministas de algún libro.

Es evidente que pueden hacer más: islamizar las finanzas, frenar el alcohol, separar más los sexos. El temor tiene un nivel internacional: Menufi y Al-Mashat me han dicho que creen que los Hermanos quieren en el fondo recrear el califato y unir todos los países musulmanes bajo el mismo poder. Sería en todo caso una labor de generaciones.

Sin llegar a tanto Bassem Sabry me ha dicho: la Constitución ya establece que “un consejo de la Universidad Al Azhar [religiosa] sea consultado en asuntos de sharia, y algunos quieren expandir su rol y que sea vinculante. No es imposible que Egipto siga un modelo iraní, aunque sería diferente”.

Pero los problemas reales de los egicipcios -paro, inflación, seguridad- están por resolver. El presidente Morsi lleva ya un año en el cargo y en lugar de unir y pacificar el país, lo ha alterado. Los extranjeros -excepto algunos en el Golfo- no se fían para invertir. El turismo así no volverá.

La religión en política conlleva más problemas. Primero, miembros del partido o de la organización pueden decir cosas rimbonbantes: Morsi liberará Jerusalén según una profecía o si los egipcios siguen los mandatos de Dios, Egipto recibirá de Dios (descubrirá) de repente petróleo y se enriquecerá.

Segundo, y más grave, perder el poder puede llegar a significar fallar a Dios. Esto impide las reuniones serias con la oposición -aunque no sea toda- porque creen que por ser menos religiosos se convierten en “enemigos del Estado”. Si los Hermanos pierden el poder no sería solo un fracaso político, sería un desastre para un modelo (aunque siempre podrán decir que no han rezado suficiente).

Los Hermanos están tan solos en el poder que las críticas que les llegan desde la oposición son de todo tipo. Ahora hay una campaña en Egipto para pedir que Morsi se vaya ya, sin esperar elecciones. Se llama “Rebélate” o “Rebelión” (Tamarod o Tmrood) y el 30 de junio quiere sacar a millones a la calle.

El último punto del manifiesto de Tmrood es que los Hermanos son agentes de los americanos. Quienes mandan en Egipto siempre son agentes de los americanos. Sus excusas se reducen. ¿Cómo sobrevivirán los Hermanos a una crisis galopante y a la soledad del poder? Es probable que se aferren.

4. El futuro cercano es complicado

“El deterioro de la situación es bueno”, me ha dicho un entrevistado que prefiere no aparecer. Así es la política. Cuanto peor está el país, más culpa tiene el gobierno. El 30 de junio, si los Hermanos se ven amenazados, no van a ceder el poder con facilidad. ¿Habrá más sangre?, he preguntado. Todos me han dicho que sí.

La oposición y los Hermanos “se odian”. Las transiciones son bases consensuadas para un proyecto de futuro de un país. En Egipto no se ha cumplido. La Constitución es partidista y pocos en la oposición se sienten implicados en el proceso. Es el problema más grave a corto plazo.

“La oficina de la presidencia nos convocó a una reunión con el presidente para discutir un secuestro en el Sinaí [que acabó hace una semana]”, me cuenta el alto cargo de un partido del Frente de Salvación Nacional, la coalición en la oposición. “¿Sabes cómo? A las 12 de la noche para el día siguiente a las 11. Decidimos no ir”. En una convocatoria previa, el presidente Morsi había parado la reunión “para ir a rezar”. Me contó esta anécdota para razonar por qué se odian.

5. El futuro lejano es esperanzador

De las personas con quien he hablado, el que da más años de vida al gobierno de los Hermanos es doce. El que menos, los cuatro que quedan, “si no pasa algo gordo antes”. Se refieren a violencia en la calle. Todos confían en que Egipto mejorará a largo plazo. Pero como en cualquier proceso, puede pasar de todo.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios 3 comentarios

Comentarios

  • 28.05.2013 Jesús M. Pérez

    ¿Has visto “El programa” (Albernameg) de Bassem Youssef? Alguien lo está subiendo a Youtube con subítulos en inglés a un ritmo muy lento. A Youssef lo llaman el “Jon Stewart” egipcio. Su programa da una buena idea de la naturaleza de los Hermanos Musulmanes.

  • 28.05.2013 Jordi Pérez Colomé

    Sí, gracias, Jesús, le conozco. Ya sé que no son buenos amigos con los Hermanos (le detuvieron para interrogarle hace unas semanas). Es muy famoso aquí, de esos que paran por la calle, al menos en El Cairo.

  • 10.11.2015 Amani

    Ay, df3nde ha ido a parar aque9l Islam que nos robf3 la “reconquista”? Una Cf3rdoba donde el agua subeda hasta un segundo piso, mirnetas que lo que sereda me1s tarde Pareds no era me1s que una aldea de pescadores. Por aque9l mundo e1rabe comence9 a estudiar su lengua. Preciosa entrada, Asimov

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47