ObamaWORLD

miércoles 5 de junio de 2013

Hasta la próxima, que quizá es distinta

Anoche volví de Egipto. Este post es el último del segundo crowdfunding de Obamaworld. Han sido 24 en total, entre Israel, Palestina y Egipto. Falta aún la recompensa más importante: el ebook sobre Israel. Espero acabar de escribir y poder enviarlo a final de junio. Este mes por tanto estaré menos en el blog abierto.

No sé cómo habrá sido desde fuera la experiencia de este segundo crowdfunding. Yo lo he pasado casi mejor que el primero. Eran objetivos distintos: un acontecimiento de actualidad como las elecciones americanas y un retrato sobre un país y sus conflictos. Los dos han sido fascinantes, pero el segundo es más variado y profundo.

Además, el epílogo de Egipto ha sido un buen final: charlar con locales sin la presión de unas elecciones me ha permitido conocer a más gente y hablar con más calma.

Los posts de este blog cerrado y los que he publicado sobre Egipto aparecerán como epílogo en el ebook israelí solo para los participantes del crowdfunding. El ejemplar que ponga a la venta en el blog y en Amazon no los llevará. Pero dejaré este blog en abierto cuando publique el libro.

*

¿Y ahora qué? El blog ha tomado una velocidad de crucero. Tiene un público, que crece despacio. Pero las horas que le dedico me impiden trabajar en otras tareas. Por cuestiones personales, pronto quizá no me sea posible dedicárselas con la misma intensidad.

Aunque no descarto un futuro crowdfunding para un viaje a algún otro país del norte de África -Libia, Argelia- o más allá -las repúblicas de Asia central me parecen un lugar críptico-, debo imaginar alternativas para ver si el blog da de sí para cubrir de algún modo las horas que le dedico durante el año, más allá de los viajes: ahora es una media de 15 jornadas laborales al mes.

Había pensado en flattr, pero no está extendido. Ahora me inclino por una suscripción simbólica sin cerrar el blog: algo así como una cuota mínima de 1,99 al mes, 23,88 euros al año. No sé aún qué plataforma lo podría gestionar.

Para las distintas iniciativas de este blog habrán pagado en total entre 300 y 400 personas. Para que esta suscripción debiera funcionar, deberían participar casi todas. Es pretencioso, pero aunque solo sea por ahora una idea, tengo pocas alternativas. Si funcionara, los crowdfundings para viajes serían de menos cantidad; incluso podría montar viajes de urgencia si pasara algo sin esperar a reunir el dinero.

También debo aún pensar qué tipo de beneficio -si alguno- podrían tener los suscriptores: primero, aunque me gustan más otras opciones que den más, podría cerrar a partir de por ejemplo el décimo post. Segundo, algún tipo de email o posts cerrados con información extra: qué leer sobre los temas del blog, algún artículo traducido, otro tipo de comentarios sobre mis temas. Sería una especie de newsletter periódica. Seguro que hay más salidas.

El periodismo llega despacio a su punto de inflexión: del todo gratis pasaremos al algo gratis. Yo no creo que pueda cerrar el blog. Sería una muerte lenta: todos los españoles interesados saben qué es El País, El Mundo o Marca. Si los cierran, saben qué hay dentro. No es mi caso. Aunque pueda abrir los posts al cabo del tiempo, dudo que fuera suficiente.

Este post son por ahora reflexiones en voz alta; no hay mejor lugar que aquí. Pero en los próximos meses pueden pasar un montón de cosas. No tengo nada decidido. Antes de tomar decisiones drásticas, probaré alternativas. Gracias de nuevo por todo.

Comentarios 3 comentarios

Comentarios

  • 05.06.2013 Víctor García

    La crisis del periodismo es un tema bastante serio y sin una clara solución, aunque ya se empieza a vislumbrar una tenue luz al final del túnel.

    El Mundo y El País pronto imitarán el modelo de pago del New York Times. Puede ser una salida. El problema es que las ideologías y los intereses económicos siguen salpicando sus páginas.

    El crowdfunding, por otro lado, me parece una iniciativa fantástica que permite la viabilidad de proyectos periodísticos fuera del “establishment” de los grandes medios (como es tu caso).

    También está el tema de la publicidad. Actualmente los periódicos físicos acaparan gran parte de ésta, aún siendo bastante menos leídos que los medios digitales. Cuando se invierta esta tendencia, probablemente se esté más cerca de la recuperación del sector.

    Periodismo a la carta y mayor inversión en publicidad en internet. Veremos qué pasa.

    Espero que tengas suerte! 🙂

  • 05.06.2013 Laura

    Seguro que lo has pensado, pero una suscripción mensual de 5/10 euros para mantenerlo en abierto, y si hay noticias o viajes inesperados, pagar para leer más… para leer esos viajes extras… no sé…

    Coincido con Víctor, periodismo a la carta y de CALIDAD.

    Felicidades Jordi, en serio. Y suerte!

  • 11.06.2013 La Crisis de la Historia

    El tema del modelo de pago en página cerrada puede servir para medios de comunicación ya conocidos. El problema de los medios de comunicación pequeños es que necesitan ampliar su “clientela”, es decir, sus lectores. Y deben ofrecer calidad e intentar ejercer periodismo (y no ser meros jefes de prensa de determinados partidos políticos).

    Por mi parte, si El País y el Mundo se hacen de pago online, dejaré de leerlos. Simplemente porque hay otros medios que dan una información menos sesgada en algunas cosas. No me suelen aportar valor en la información y por eso no estoy dispuesto a pagar por ello. Y para contar sucesos hay infinitud de medios.

    Podría ser ese periodismo a la carta que comentan por aquí, suscripciones a newsletter, artículos especiales, …. Podría ser, pero es difícil.

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia