ObamaWORLD

viernes 7 de junio de 2013

¿En qué lío de espionaje se ha metido ahora Obama?

En 1997 el matemático Bill Benney fue nombrado director técnico del Grupo de Información de Geopolítica Mundial y Análisis Militar de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional, en inglés; una de las 16 agencias de inteligencia de Estados Unidos). A pesar del nombre tan raro, el Grupo tenía 6 mil agentes y se dedicaba a analizar señales de inteligencia, a buscar pistas.

benney

Durante su carrera Benney se había dedicado sobre todo a desencriptar información o detectar señales de la Unión Soviética. A finales de los 90, con la NSA sin un rumbo claro, tenían otro reto: dar con información útil en un mundo con 2.500 millones de teléfonos y 500 millones de direcciones IP. Benney creó ThinThread (pista fina): reunía datos de viajes, pagos con tarjeta, llamadas, búsquedas en internet, para detectar rastros de hipotética actividad sospechosa.

Este método es lo mismo que hizo la campaña de Obama en 2012: reunir datos sobre qué casas, coches, revistas, cadenas de tele usaba cada ciudadano para saber a quién era más probable que votaran. La infinidad de datos bien manejada da pistas sobre personalidad y comportamientos.

Pero el método de Benney tenía un problema: era demasiado intrusivo; sin querer podía dar en el magma de información con actividades de un ciudadano americano inocente. Sus jefes en la NSA decidieron no aplicar su programa por ese temor a la privacidad. Benney se resistió y creó un instrumento para “anonimizar” las búsquedas. Si se detectaban comportamientos sospechosos, se pedía una orden judicial. Pero no convenció a sus superiores.

Al poco tiempo llegó el 11-S. Benney está convencido de que ThinThread les hubiera alertado. Pero ahora era demasiado tarde. Aquel día la historia de Estados Unidos cambió. La privacidad y los valores de la Constitución iban a quedar en suspenso durante la próxima década. ThinThread -cuya historia cuenta Jane Meyer en el New Yorker- hubiera servido, pero de repente los superiores querían más: nombres.

Tras unos años descontrolados, saltó un gran escándalo del presidente Bush en diciembre de 2005. “Bush permite que Estados Unidos espíe llamadas sin permiso de los tribunales”, titulaba el New York Times, que había retenido la publicación de esa pieza por seguridad nacional un año entero. La administración pinchaba desde 2002 llamadas de americanos con extranjeros; para llamadas nacionales aún requería orden judicial.

Poco después el USA Today reveló un escándalo igual que el de esta semana: varias compañías telefónicas habían entregado al gobierno millones de sus archivos telefónicos. Es algo que se discutió durante meses en público sin que los americanos parecieran preocupados: solo un 33 por ciento estaba preocupado por las medidas que había tomado el gobierno en limitación de derechos civiles. Aún así, aquellas polémicas hicieron que en 2007 y en 2008 el Congreso aprobara nuevas medidas -no todas restrictivas- sobre qué podía hacer el gobierno en secreto en seguridad nacional.

En junio de 2008 -cuando ya era casi el candidato demócrata a la presidencia-, el entonces senador Obama votó a favor de la nueva ley. Sacó un comunicado preciso para explicarse. Después de reconocer los desafíos antiterroristas del gobierno, decía: “Hay pocas dudas de que la administración Bush, con la cooperación de grandes compañías de telecomunicaciones, ha abusado la autoridad y socavado la Constitución con la intercepción de las comunicaciones de americanos inocentes sin su conocimiento o sin las órdenes judicales requeridas”.

Es cierto que Obama ha seguido haciéndolo, pero al menos “con las órdenes judiciales requeridas”. El gobierno conserva los datos -números y duración de las llamadas, no conversaciones- de millones de personas, pero con una orden judicial.

Hay otro detalle importante: no los consulta sin un indicio claro de peligro. Aquí explican bien un ejemplo: si la NSA sospecha de alguien que llama desde Yemen y quiere ver quién es en seguida, el camino más rápido es tener todos los archivos en su poder. Por eso un juez exige a las compañías que den todos sus archivos telefónicos. Así no dependen de las compañías para casos individuales.

Hay una buena noticia y una mala. La buena es que el gobierno americano no consulta o busca detalles sin indicios y órdenes judiciales. La mala noticia es que va más allá de llamadas y emails: aquí hablan de hasta 50 compañías, que van desde tarjetas de crédito a GPS. Nadie sabe cómo trabaja la NSA, pero aquí hay una buena explicación, y se parece al sistema de ideó Benney: buscar comportamientos raros.

En este vídeo, Benney pide disculpas a los americanos porque su programa ThinThread -pensado para espiar a extranjeros- ha acabado sirviendo para espiar a americanos. No solo son llamadas, también emails, vídeos o charlas por Skype.

Aún no está clara la extensión del espionaje ni su ilegalidad. Puede ser que el gobierno, en el difícil equilibrio entre valores y seguridad, haya revisado solo datos que consideraba sospechosos -¿cómo consideraban algo sospechoso? No se sabe- y con permiso judicial.

El presidente de la comisión de Inteligencia del Congreso, Mike Rogers, dijo el jueves que este programa había evitado un atentado en Estados Unidos en los últimos años. Pero nadie sabe su eficacia. El caso más conocido interceptado es el presunto intento de destrucción del Puente de Brooklyn con sopletes a cargo de Iyman Faris en 2003. Seguro que hay más.

Hoy viernes Obama ha dicho que “no se puede tener un 100 por cien de seguridad y un 100 por cien de privacidad. Como gobierno tenemos que tomar decisiones difíciles”. Es su razonable y repetido discurso: el terrorismo es difícil de combatir y el presidente debe proteger a los americanos sin maltratar sus valores.

Imagen de previsualización de YouTube

El problema es si ese equilibrio es ajustado y los límites secretos son legales: “Si la gente no puede confiar en el poder ejecutivo pero tampoco se fían de que el Congreso y los jueces federales se aseguren de que seguimos la Constitución, tenemos algunos problemas”, ha dicho el presidente. Si Obama quiere que se fíen más de él, quizá deba explicar mejor cómo hace: no desvelar sus tácticas, pero sí los seguros legales.

El exceso es un problema. Más solo unas semanas después de que se haya sabido que la Agencia Tributaria se fijó en grupos del Tea Party. El gobierno debe ir con más cuidado que los demás. La confianza solo no parece ser suficiente.

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios 16 comentarios

Comentarios

  • 08.06.2013 Jose

    El tema es recurrente.. Como la pena de muerte o el terrorismo de estado. Obama puede tener muy buenas razones y muy buenas intenciones, los que auparon a Hitler al poder o los camaradas q apoyaron a Stalin también las tenían.. ¿Pero qué pasó después? Que algo se torció.. Y cuando un régimen (o varios como está ocurriendo en Europa o como ya pasa en EEUU) deja de servir al ciudadano, para servir a los intereses de unos pocos (lobbys, corrupción, etc.) este tipo de herramientas ¨legalizadas¨ por una buena causa acaban siendo usadas contra el ciudadano inocente y contra la libertad de una sociedad q creyó en sus líderes. En la lucha contra el terrorismo, no valen los atajos. Los españoles lo sabemos bien!

  • 08.06.2013 Jesus

    Si no hay nuevos detalles que varie esta percepcion lo que se hace hasta el momento es algo necesario y util, solo se buscan perfiles y si alguien muestra algo sospechoso se pide una orden judicial para investigarlo.
    Esto no son los expedientes que Edgar Hoover utilizaba para chantajear, esto es un arma para conbatir el terrorismo y mantener el pais seguro, lo que hay que garantizar es que nunca deje de ser eso.

  • 08.06.2013 Anibal

    Tenían razón los conspiranoicos y el resto del mundo estaba equivocado

  • 08.06.2013 plazaeme

    No lo veo bien enfocado. No se trata de que “el exceso sea un problema”, porque el exceso está garantizado por el sistema. ¿Control judicial? ¿Control por parte de quién? ¿Es pública la petición del gobierno al juez, o es un rollete secreto?

    El WaPo tiene un artículo bastante completo:

    http://www.washingtonpost.com/investigations/....story.html

    “Hay otro detalle importante: no los consulta sin un indicio claro de peligro”.

    Claro, siempre dicen eso, y siempre pueden poner preciosos ejemplos. Si los eliges tú, los ejemplos siempre quedan bien. ¿No nos acordamos de lo que pasó aquí con las “escuchas aleatorias”, en cuya aleatoriedad caían el rey, y todos los no delincuentes cuya vida y milagros interesaban al gobierno? No es un “lío” en el que se ha metido Obama. Es el sistema que le gusta a Obama (y a los demás). La seguridad (imaginaria) siempre ha sido el caramelo con el que los gobiernos endulzan sus atropellos. Desde que el mundo es mundo.

  • 08.06.2013 Carlos García

    Siento ser un tiquismiquis pero “desencriptar” no existe, en su lugar deberías usar descifrar. Un saludo.

  • 08.06.2013 burlaymentira

    Me extraña que este diario no dé la debida importancia y mentenga en un conveniente segundo plano esta noticia, que es la madre del cordero y debería encender todas las alarmas. http://www.burlaymentira.net/2013/06/todos-tontos.html

  • 08.06.2013 Jordi Pérez Colomé

    Plazaeme,

    lo dice Obama en su respuesta. Si crees que los tribunales forman parte del “rollete secreto” entonces Estados Unidos tiene un problema serio. Es obvio que la preocupación principal de Obama es evitar atentados, y que parece que ha intentado poner frenos legales, pero siempre se puede desconfiar. El enlace del Washington Post es la exclusiva de donde nació todo. Lo enlazo también en el texto.

    Carlos,

    gracias. Lo cambio. Pero no sé si descifrar da también ese sentido de desentrañar un código. La RAE debería pensar si añade “encriptar”.

    Burlaymentira,

    no entiendo si te refieres a esto o a Erdogan. Este blog -no diario- se ocupa primero de temas más habituales.

  • 08.06.2013 plazaeme

    Jordi, ni creo ni dejo de creer en el rollete secerto. Del WaPo:

    – “Jameel Jaffer, deputy legal director of the American Civil Liberties Union, said: “I would just push back on the idea that the court has signed off on it, so why worry? This is a court that meets in secret, allows only the government to appear before it, and publishes almost none of its opinions. It has never been an effective check on government.”

    Por otra parte, estas cosas suelen ser secretas, y secreto suele querer decir solo controlado por los que están en el secreto. Que es exactamente lo mismo que no estar controlado.

    ¿Obama quiere evitar atentados? Seguro. Pero también quiere poder. Y esto le da poder.Y los atentados, o la amenaza de atentados, le dan mucho poder. Su situación ideal sería amenaza de atentados fuerte, sin atentados. Cuando no hay terrorismo, se inventan las drogas, o lo que haga falta. Puramente fáctico; sin cuentos.

    A partir de ahí, puedes dedicarte a confiar en los políticos que te caen bien, y a desconfiar de los otros. Si algo se puede aprender de USA, es el valor de la deconfianza en todos ellos. Y podrías pensar que la única solución, la división, consistiría en que el que decide hasta dónde llega el gobierno es alguien que no se beneficia, y que además lo hace bajo control. O sea, no la soledad de un tribunal en tratos secretos con el gobierno. Pero no es fácil, claro.

    En todo caso es una burrada lo que dice Obama. No puedes tener 100% de seguridad y 100% de privacidad. Sencillamente, no puedes tener 100% de seguridad de ninguna de las maneras. El hincapié en una seguridad imposible, planteada como bien absoluto, es la primera señal de alarma de estar ante un caradura.

  • 08.06.2013 rojobilbao

    ¿Rollete secreto?

    El juez Vinson es miembro de un tribunal secreto que emite órdenes judiciales a petición de las autoridades.

    La Corte de Vigilancia de Inteligencia Exterior (FISA por sus siglas en inglés) se reúne en secreto en la corte federal en Washington para escuchar evidencia secreta de fiscales del gobierno, mientras que al menos uno de los 11 jueces está disponible para emitir órdenes en cualquier momento del día o la noche.

    Ron Wyden y Mak Udall, que advierten desde hace meses que la opinión pública se quedaría de piedra si supiera hasta qué punto el Gobierno espía a sus ciudadanos. Tanto Wyden como Udall son miembros de la comisión de inteligencia del Senado y no pueden ofrecer detalles de actividades que el Gobierno ha catalogado como confidenciales. Un extremo que les ha llevado a lanzar advertencias genéricas para denunciar un programa que consideran un abuso de poder.

    Presentas el caso de manera claramente sesgada en favor de Obama. Esto es inaceptable lo haga Obama o Bush o Aznar. Es una buso.

    El poder debe ser siempre limitado y no confiar ni un ápice en su buena voluntad.

  • 08.06.2013 Jordi Pérez Colomé

    Plazaeme,

    Obama dice precisamente que no puedes tenerlo todo. El equilibrio deben escogerlo los americanos con sus votos. En 2005, cuando salió el primer gran escándalo, prefirieron más seguridad que derechos civiles. Ahora hay más dudas. Es legítimo y loable exigir más transparencia, pero no solo cuando el panorama está calmado o cuando afecta a no musulmanes.

    Si Obama quiere más poder aún del que ya tiene, ¿para qué más crees que puede ser aparte de evitar atentados?

    Quizá las compañías informáticas cerraron los ojos, pero reconocerlo sería un desastre para su negocio.

    Rojobilbao,

    es tal como dices. Es un abuso que hacen los presidentes para proteger su cargo cuando les echen la culpa si hay un atentado. Está bien que hay achivatos y que se denuncie. Pero ahora quiero ver en 2014 como saltan todos los congresistas que defienden el programa: casi todos los republicanos y un gran porcentaje de demócratas.

    Es un asunto más fácil de defender desde casa que desde el Despacho Oval. Quiero ver también a Rand Paul de presidente y que diga: ciudadanos, las agencias de inteligencia van a ser estrictamente legales; si hay un atentado, seguiremos defendiéndonos con nuestras leyes. Sería admirable.

    Haré otro post en un par de días para explicar mejor estos matices.

  • 08.06.2013 plazaeme

    Gracias por contestar Jordi.

    Haces unas preguntas que me indican que tenemos enfoques muy diferentes.

    P: -¿Si Obama quiere más poder aún del que ya tiene, ¿para qué más crees que puede ser aparte de evitar atentados?

    R: -¿Si Fulano se quiere fumar un cigarrillo, además de todos los que ya se ha fumado, para qué crees que …?

    Muy sencillo. Son drogadictos, y el poder es la droga más adictiva y fuerte que existe. No esperes una conducta racional de un drogata. De casi nadie, pero de un drogata mucho menos. Y aun así, más poder, nunca es irracional desde la perspectiva individual. Por ejemplo hacerle un favorcillo de información a algún magnate, que luego le va a financiar conferencias por el mundo, cuando no sea presidente, a precio de oro. Tu pregunta, literalmente, es equivalente a preguntar para qué quiere más dinero un millonario. Puede que no lo entiendas, pero ningún millonario deja de entenderlo.

    Agradeceré el post con matices, y estaré al loro. Pero los matices seguridad / libertad son tan viejos como el mundo. Es muy difícil pensar algo que no esté dicho.

    Ni idea de Rand Paul. Nunca le he seguido. No creo que ninguno cambiara sustancialmente el enfoque. Pero prefiero la literatura. Por ejemplo, John Le Carré trabajo para los servicios secretos británicos en Viena, y se ha pasado toda su vida escribiendo sobre el asunto. Y siempre dice que si fuera por defender al país, y a su gente, los cerraría todos. Una “boutade” tal vez, pero no una mala línea de pensamiento. Muy prudente.

    Respecto a votar, generalmente votamos paquetes cerrados. Y si lo sumas todo, suele pesar más que Obama sea guapito y tenga voz de actor de primera, además de negro, izquierdas, etc, que la sutil cuestión libertad / seguridad. Es por eso que hay constituciones, con cosas que se dejan fuera de la discusión electoral, y desde luego más allá (en teoría) de las manos del gobierno y del parlamento.

    Repito gracias, y aplausos por tu gran labor.

  • 08.06.2013 Pickford

    Vaya Jordi, no sabía que eras community manager de Obama. Le presumes una bondad y un juicio salomónico que no ha demostrado ni de lejos. Has llegado a decir que la gente ha preferido mas seguridad frente a derechos civiles, como si no hubiesen sido sometidos a una buena y vieja terapia de shock (y no, no me refiero a conspiraciones con el 11S, basta con estar día si y día también bajo estado de alarma por atentado o tener una policía totalmente militarizada que te aplica el táser a la mínima)
    ¿Para qué quiere mas poder Obama si no es para salvar el mundo y derrotar al mal? Pues muy sencillo, para traspasarselo a las corporaciones que de verdad mandan en EEUU y el mundo. Las mismas que tienen infiltrados en el Congreso. Las mismas que presionan a otros países para que legislen a su medida. Las mismas que quieren crear un marco jurídico para encausar a la gente que consulte “contenidos radicales” (toma comodín) por internet. Y si quiero saber como se hace la pólvora o incluso un molotov?
    Lo pintes como lo pintes, Obama es un bluff épico. Y la gente ya no traga ni con él ni con Hollande ni con demás productos prefabricados. Sabemos que le han dado la espalda al pueblo.
    Solo te pido, despues de ver el pedazo de esfuerzo que has hecho por defender a Obama, que no me reportes a la NSA por favor. Ay, con lo imparcial que te creía… lector menos.

  • 08.06.2013 Jesus

    Creo que este tema, el del control de las comunicaciones, debe tener sobre el la fiscalizacion necesaria para que sea lo que es y no un arma que cualquiera en el gobierno pueda usar para escuchar a los que cree sus enemigos o para, con otros fines, inmiscuirse realmente en la vida privada de los ciudadanos y hasta ahi mi acuerdo con los que han puesto el grito en el cielo; pero los que se oponen al programa alegando una violacion a la privacidad, que en realidad no existe o no existe mas alla de lo que se puede lograr en cualquier proceso judicial, realmente pecan, en el mejor de los casos, de ingenuos.
    Ningun Presidente democrata y mucho menos republicano — mas alla de las falsas posturas politiqueras de algunos — eliminaria este programa. Lo que hay que lograr, repito, es que se mantenga en los limites actuales.

  • 09.06.2013 Jesus

    Jordi, seria bueno que desarrollaras el tema de las protestas en Turquia, las que inicialmente pense que podian estar influidas por Siria e Iran, pero ahora todo parece indicar que tienen un matiz mas parecido a lo que esta pasando en Egipto contra el gobierno de “La hermandad musulmana” y su intencion de islamizar la sociedad.

  • 23.06.2013 juan

    La cuestión es: ¿Qué hubiera pasado si el presidente hubiera sido Republicano?
    Es una pregunta retórica pero sería interesante que alguien fuera repasando
    todo lo que ha hecho Obama y lo metiera en el archivo
    ¿Qué hubiera pasado si hubiera sido Bush?

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47