ObamaWORLD

martes 9 de julio de 2013

Seis claves sobre el golpe en Egipto

Hace una semana del golpe militar en Egipto. Desde la caída del ex presidente Morsi, han pasado dos grandes noticias: la muerte de más de 50 sus partidarios en un tiroteo de madrugada en Cairo y la publicación militar de una declaración constitucional y el nombramiento de un nuevo primer ministro.

Los dos hechos resumen la aspiración de cada bando: los Hermanos luchan por la legitimidad perdida y pagan con su sangre; los militares quieren seguir adelante rápido y como si nada.

Se han sabido estos días otras cosas que explican algo del oscuro proceso que vive Egipto.

1. Morsi se enrocó. La mayor acusación contra los Hermanos desde que empezaron a ganar elecciones es que prefieren mandar a gobernar. Primero dijeron que no iban a presentar más del 50 por ciento de candidatos a las legislativas. Luego dijeron que no iban a presentar un candidato presidencial. No cumplieron nada y hace justo un año tenían todo el poder político en Egipto.

Era un gran logro tras tantos años en la sombra, pero también una gran responsabilidad. Si el país no mejoraba, solo iba a haber unos culpables: los Hermanos Musulmanes. El país no mejoró -estos 10 gráficos lo prueban- y solo hubo unos culpables.

Captura de pantalla 2013-07-09 a la(s) 20.37.03

El ex presidente Morsi creía que iba a tener tiempo aún para enmendarlo -quedaban tres años para ales elecciones. Pero ante la amenaza de las protestas, cuando los militares en junio le dijeron que nombrara un nuevo gobierno, reformara la Constitución y convocara elecciones legislativas, se negó: “Por encima de mi cadáver”, dijo. En las reconstrucciones de AP, Reuters y el New York Times de los últimos días de Morsi, este deseo de llegar hasta el final sale en dos.

Morsi, como presidente, estaba en su derecho de enrocarse, pero parecía vivir en una realidad adaptada. Según el NYTimes, el 30 de junio, el día de las enormes protestas, “el equipo de Morsi comprobó el número oficial de las multitudes, envió a sus observadores, monitorizó las manifestaciones en Google Earth e incluso comparó los número de señales de móviles en varias plazas, según un asesor, y por error concluyeron que las manifestaciones pro Morsi en Cairo superaban a las contrarias”.

Según Reuters, en una reunión con el jefe del Estado Mayor, Abdul Fateh al Sisi, Morsi dijo que los manifestantes eran “130 mil o 160 mil”. Al día siguiente, el general al Sisi fue con este vídeo y le dijo: “Señor, la situación está sin control y sus sugerencias de cambiar el gobierno o la Constitución son ahora demasiado tarde. Le sugieron que convoque un referéndum sobre su continuidad”. Tampoco funcionó.

Imagen de previsualización de YouTube

Ahora se acusa a Estados Unidos de aceptar el golpe. Es verdad. Pero el esfuerzo del gobierno de Obama para evitarlo fue grande. Este relato también del NYTimes lo probaría: “En diciembre, el presidente Obama se reunió con Haddad, asesor de Exteriores de Morsi, en el Despacho Oval para enviarle este mensaje [que aceptara a la oposición en el gobierno].

Obama se ofreció a intervenir con los líderes de la oposición, tanto ElBaradei, el ex diplomático de la ONU, como Amr Musa, antiguo ministro de Exteriores. Pero Morsi declinó”. Si es cierto, es una oferta importante. En junio, el enroque era más serio.

2. La doble teoría de la conspiración. Las teorías de la conspiración son fáciles de montar. Tras el desastre de este año, los Hermanos podrían preferir perder con un golpe que en las urnas. Aquí un célebre activista egipcio sugiere que podrían haber incluso provocado las muertes: “Los Hermanos están acorralados. Perdieron la poltrona a la que habían aspirado durante 80 años en solo un año. Su popularidad bajaba sin parar y solo un incidente así podía hacerles ganar algo de apoyo, sobre todo fuera de Egipto”. El “incidente así” es la muerte de más de 50 de sus partidarios.

El inicio del tiroteo aún no está claro. El ejército ha publicado vídeos donde presuntamente se ve a partidarios de los Hermanos con armas.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero los muertos fueron de los Hermanos. Aunque según un portavoz del ejército: “¿Qué fuerza excesiva? Tratábamos con gente que nos disparaba con balas reales. Hubiera sido excesiva si hubiéramos matado a 300”. Los militares egipcios se defienden con el gatillo fácil. Como la mayoría de conspiraciones, es difícil de creer tal cual.

La conspiración militar es más directa. Controlaban los resortes reales del poder e hicieron que el gobierno se desgastara adrede: la falta de combustible, los cortes de luz, la súbita aparición de cinco jóvenes que montaron el movimiento Tamarod que reunió 22 millones de firmas (el tuit es del corresponsal del Journal, que no hablan por hablar), la batalla insistente contra el poder judicial. En esta serie de twitter se ven dudas legítimas sobre el papel oculto del ejército.

3. Un clavo ardiendo para los Hermanos. Los Hermanos defienden que fracasaron por culpa de otros, pero que con tiempo se hubieran recuperado. Su legitimidad está pues casi intacta. Teorías de conspiración aparte, si el ejército ha intervenido puede ser, primero, porque son sinceros y creían que el caos era real o, segundo, porque veían peligrar su cuota de poder. Una mezcla de las dos sería una buena opción.

El ejército reconoció que dejó de pasar información al presidente cuando dejó de fiarse de él. También los Hermanos se fiaban poco de otros. “El buen gobierno requiere tomar riesgos y hablar con gente que no puedes controlar, pero ellos [los Hermanos] no eran capaces de hacer eso”, dice John Esposito, profesor en Georgetown. http://uk.reuters.com/article/2013/07/08/uk-egypt-islamism-idUKBRE9670P920130708 Aquí otro modo de decirlo:

El ejército egipcio no es un ejército cualquiera. Sus oficiales pertenecen a una casta especial: viven aparte, con sus empresas, hospitales, parques, colegios, clubes sociales y privilegios pagados por el Estado y por el dinero que envía Estados Unidos. Es así desde el golpe de Nasser en 1952. Tienen mucho que perder si un gobierno civil les subyuga.

Ninguna señal previa de los Hermanos hacia pensar que fueran una amenaza para los militares. Pero la intervención rápida del ejército puede indicar otra percepción. Las declaraciones altisonantes del gobierno sobre una posible yihad en Siria o una intervención en Etiopía para defender el agua del Nilo, pudieron asustar a algún oficial. También podían saber algo que los demás no sabíamos sobre los planes de los Hermanos (Gehad El-Haddad es portavoz de los Hermanos Musulmanes). Dijo esto tras la caída de Morsi; es más difícil de creer:

Sea como sea, los Hermanos están fuera del gobierno y pueden agarrarse al clavo ardiendo de la legitimidad. Llevaban un camino terrible con una popularidad que caía. Ahora recuperarán algo.

4. Las dos teorías del futuro del islam político. El fracaso de los Hermanos es por tanto político. La sociedad egipcia ya estaba islamizada antes de que llegaran y en un año han podido hacer poco. Esta derrota puede tener dos lecciones opuestas para el islam político.

La primera es hacerles abandonar el camino democrático . Las declaraciones de los Hermanos son ambiguas. En un comunicado piden una “intifada” y con otro aclaran que significa solo “un levantamiento pacífico”. Si Egipto cae en una espiral de violencia, empezará en el Sinaí, donde hay grupos más sueltos y Hamás -rama palestina de los Hermanos- podría ayudarles desde Gaza.

La segunda es que los Hermanos hayan aprendido la lección política y a la próxima sean más prudentes o usen una participación política más ajustada. Sería una buena salida para Egipto: unas elecciones en enero con el partido de los Hermanos de nuevo en liza y que ganara el mejor sin pucherazo.

5. El futuro cercano es difícil. De repente Egipto ha recibido la promesa de una lluvia de millones de dólares de Arabia Saudí y Emiratos -enemigos de los Hermanos, al contrario que Catar- y ya tiene un plan constitucional y un primer ministro interino. Manda el presidente Mansour por decreto con el ejército detrás. Es un montaje parecido al de febrero 2011, aunque entonces el presidente era el mariscal Tantawi.

El nuevo primer ministro es además un ministro de Economía de aquellos meses de 2011, Hazem el-Beblawi. La prioridad militar es clara: alguien de fiar que sepa de números y caiga bien. También han colocado a ElBaradei en un cargo raro: “Vicepresidente de Asuntos Exteriores”; parece un modo de tenerle sin ser primer ministro, porque fue vetado por los salafistas (de estos hablaré otro día).

Si no hay violencia, Egipto pronto tendrá la Constitución que los militares quieren. (En los artículos clave para sus privilegios ya la tenían; los Hermanos no los tocaron.) El islamismo no va a desaparecer, porque los salafistas siguen en el consenso actual de “todos menos los Hermanos” y son más radicales. Sus artículos sobre la sharia seguirán.

6. La política puede con todos. La oportunidad perdida en Egipto es una vez más demostrar que es más fácil hablar de religión que gobernar con la religión. En el célebre golpe argelino de 1992 tan citado hoy, los islamistas llevaban meses en el poder local y regional y ya les pasó factura. Ganaron las legislativas de 1992, pero perdieron cuota. El tiempo quizá los hubiera derrotado.

Los Hermanos en Egipto vuelven ahora a su papel de víctimas, más duro pero más cómodo. La política es capaz de comerse al peor enemigo: Obama, Rajoy, Sarkozy, Ahmadinejad o Berlusconi no son lo que fueron; pronto tampoco quizá Erdogan.

Mandelas hay muy pocos. Está claro que Egipto necesita más figuras dispuestas a sacrificar su ideología. Pero de momento no hay cabezas frías. Solo queda esperar que la violencia no se descontrole y que pase el tiempo.

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios 13 comentarios

Comentarios

  • 09.07.2013 Rafael

    Tengo una pregunta para usted Sr. jordi:

    Por qué los EEUU dan tanto dinero a las fuerzas armadas egipcias? Sólo para que no molesten a Israel?

  • 09.07.2013 M. Villaseca

    Hablar del binomio política-religión y pedir frialdad en sus actos es algo casi imposible. Creo que si me tengo que quedar con una frase de todo el post, escojo la idea de que “es más fácil hablar de religión que gobernar con la religión”. Es un buen resumen de la situación, no actual, sino de la que vendrá con el desarrollo de este conflicto, al que muchos aún les cuesta reconocer como lo que es, un golpe de estado.

  • 09.07.2013 Jordi Pérez Colomé

    Rafael,

    Egipto es el segundo país que recibe más ayuda bilateral de Estados Unidos desde 1979. Ese año se firmó el tratado de paz entre Israel y Egipto. Hay algo de estabilidad general en Oriente Medio. Pero Israel es el puntal.

    Gracias, M. Villaseca.

  • 10.07.2013 Jon

    Es que los manifestantes de Tahrir no eran muchos mas de 130 mil o 160 mil . En la plaza a 4 personas por m3 entran 200.000

    http://www.stratfor.com/node/182420/analysis/....n-protests

    Aqui solo se ve ocupado a parte de la plaza, el puente y una pequeña calle adyacente a este

    http://www.alipac.us/f9/aerial-footage-bigges....ne-282653/

  • 10.07.2013 elio cesar

    “Es la economía estúpido ” , debería haber puesto un cartel en letras rojas frente al escritorio de morsi .

    No va a viajar nadie a ese sitio a comprarles sus momias de gato de hace dos dias , ni sus escarabajos de lata dorada , si no tienen un poco de estabilidad allí .
    Y digamos que a nadie le interesa viajar a ese sitio si gobierna una “hermandad musulmana ” .

  • 10.07.2013 Jordi Pérez Colomé

    Jon,

    la manifestación más importante ese día estaba en el palacio presidencial, no en Tahrir. No eran millones, pero eran más que en la convocatoria de los Hermanos y más que en febrero de 2011.

  • 10.07.2013 pgb

    el problema que yo veo a que las manifestaciones por problemas economicos y sociales tiren gobiernos es que es muy facil montar condiciones para un descontento grande que facilite esas manifestaciones.

    futuro de egipto, supongo que como honduras, elecciones rapidas para pasar pagina. los hermanos no las ganaran, aparte de por haber mostrado incapacidad esta vez, por el echo de que habra gente que aunque les considere la mejor opcion, prefiera estabilidad y no quiera que les vuelvan a echar.

    me recuerda mucho lo que ha pasado en egipto a honduras, honduras estaba montado por usa y el ejercito de egipto esta financiado y tiene influencia yankee… porque no pensar que ellos estan detras? si no el blanquito que va de negro, los de otro nobel, el kissinger team…

  • 11.07.2013 Richard.

    Extraño que los Saudíes junto con los de los emiratos àrabes unidos apoyen el golpe en Egipto, en contra de los intereses qataríes, pues en Siria si estàn todos unidos infiltrando continuamente sicarios de Al Qaeda que eufemísticamente llaman “rebeldes sirios” traídos de todos los países árabes, hasta de Europa para derrocar al “sangriento dictador”.

    Ahora la iniciativa golpista tanto en Egipto como en Siria, corre por cuenta de Arabia Saudita, claro hace poco al emir Al Thani le tocó entregar el trono a regañadientes a su hijo por orden directa de Washington, allí en los países del golfo, EEUU si no promueve la democracia, es cómplice de regímenes descarados que se transmiten hereditariamente como el Qatarí que ya suma la bobadita de màs de 145 años, pero eso sí la Otan tenía que tumbar a cañonazos y con la ayuda de uranio empobrecido el régimen de Gaddafi por ser una dictadura.

    Por otro lado, el panorama que le depara a Egipto no es muy claro todavía; los generales egipcios están todos comprados por EEUU, sólo queda esperar alguna revolución de coroneles nasseristas, sí de Nasser.

  • 12.07.2013 Jesus

    Estos defensores de el Gadafi y al Asad (que ven tras de todo “la larga y peluda mano del imperio”) lo seran por ser antinorteamericanos… o seran antinorteamericanos por ser defensores de el Gadafi y al Asad.

  • 12.07.2013 pgb

    igual no son defensores de gadafi y al assad, sino solamente cargan las tintas al intentar mostrar la doble vara de medir que se suele utilizar en estos temas…

    y cargar las tintas contra nosotros y nuestros aliados me parece lo mejor que podemos hacer. nosotros criticamos nuestros errores, en siria y en egipto habra quien critique los de alli…

  • 12.07.2013 BloodyKefka

    Esto es lo que más me ha interesado.

    “El ejército egipcio no es un ejército cualquiera. Sus oficiales pertenecen a una casta especial: viven aparte, con sus empresas, hospitales, parques, colegios, clubes sociales y privilegios pagados por el Estado y por el dinero que envía Estados Unidos. Es así desde el golpe de Nasser en 1952. Tienen mucho que perder si un gobierno civil les subyuga.”

    Me imaginaba algo así, pero no que me recordase tanto a Turquía. Ojo, no digo que en Turquía sea así, pero si que tienen el mismo rol de “Cuarto poder”.

    De todos modos, esto es lo que ya comenté hace tiempo, esto no es por justicia ni maldad: simplemente han salvaguardado sus intereses.

  • 10.08.2013 pgb

    http://internacional.elpais.com/internacional....70523.html

    no vas a comentar esas declaraciones? creo que tienen importancia en la opinion publica de los “enemigos de usa”
    los que acusan a usa de estar detras de todos los males del mundo se ven reforzados si usa apoya golpes de estado en sus declaraciones posteriores

    me reafirmo en mi opinion de que antes de que ganara. obama hacia mejor papel en la oposicion

  • 10.08.2013 Jordi Pérez Colomé

    Sí. El lunes publicaré un post con todos los devaneos egipcios. Gracias por recordármelo.

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia