ObamaWORLD

Miércoles 7 de agosto de 2013

Toma el Washington Post, Jeff, a ver qué se te ocurre

La semana pasada, el presidente Obama visitó un almacén de Amazon en Chattanooga, Tennessee. Trabajaban allí 1.800 personas. Elogió al propietario de la empresa: “Hablé con Jeff Bezos ayer, y estaba tan orgulloso de querer ver a cada empleado de Amazon mejorar su capacidad”. Amazon había anunciado el día antes la contratación de 5 mil empleados.

Obama no mencionó que la hora en los nuevos puestos se pagará a 11 dólares -digno, pero no un sueldo de clase media- ni de las célebres condiciones duras en los almacenes de Amazon; muchos andan kilómetros. Aquí hay varias quejas agrupadas. Amazon también tiene enfadadas a las librerías independientes porque dicen que vende más barato para ganar cuota de mercado y hacerlas desaparecer.

También la semana pasada, la colección breve de Amazon publicó una entrevista de 15 páginas a Barack Obama y la regalaba. El presidente decía ahí que el periodismo de antes nunca volvería: “[Antes] había periódicos locales por todas partes. Si querías ser periodista, podías ganar un buen sueldo en el periódico de tu ciudad. Ahora solo unos cuantos periódicos ganan dinero porque son marcas nacionales y los periodistas deben pelear para reunir un salario que dé para vivir”. El presidente cerraba su teoría con pocas dudas: “Debemos reconocer que aquellos tiempos no volverán”.

Amazon jugará su parte para que “esos tiempos no vuelvan”. Cuando el portavoz de Obama anunció la entrevista de Obama con Amazon, la CNN le preguntó: “¿La Casa Blanca se salta los medios tradicionales para vender su mensaje?” El portavoz no contestó, pero la respuesta es sí. Es una queja habitual desde que Obama es presidente.

*

Días después, el lunes, el Washington Post anunció que vendía el periódico a Jeff Bezos, propietario de Amazon, por $250 millones. Grandes periodistas han bendecido la venta. Bob Wooward, el héroe del Watergate y aún muy activo, dijo: “Bezos es un innovador, tiene el dinero y la paciencia, así que veremos. Creo que de algún modo, esta es la última oportunidad del Post para sobrevivir, al menos parecido en algo a lo que era”. Aquí nueve puntos para tratar de entender cómo será.

1. La industria de la prensa se hunde. En 1993 el Washington Post vendía 832.332 periódicos. Desde entonces cae. En marzo de 2013 vendía casi la mitad: 474.767. ¿Quién compraría un negocio que sus consumidores usan la mitad que hace 20 años? Nadie. Bezos ha comprado una empresa con gente que sabe crear contenido, no un periódico. Si alguna empresa publica de aquí a unos años algo que todos coincidimos en llamar “periódico”, está claro que no será en papel.

2. Bezos no compra influencia. Bezos se ha gastado un 1 por ciento de su riqueza en el Washington Post. Además lo pagó caro. Es como si yo me comprara las librerías La Central por 500 euros para poner mis libros en los recomendados. ¿Serviría de algo? Bezos no parece necesitar la influencia ni la marca del Post por dos motivos: uno, ya tiene, ya habla con Obama, que le visita a sus naves. Dos, el Washington Post no es el periódico de los 60. Entonces influía decisiones. Ahora influye a otros periódicos. Es importante, pero no puede ser el motivo principal.

3. Los propietarios del Post -la familia Graham- se quedaron sin ideas. Los propietarios del Post no sabían cómo hacer dinero de su plantilla. Miraron a su alrededor y preguntaron a Bezos, que tras algunas dudas y consultas, aceptó. El periodista Woodward sueña con que Bezos duplique o triplique los $100 millones que el Post dedica a información al año. Por soñar que no que quede, pero la revista satírica The Onion ya ha encontrado un trabajo a Woodward. Es en Amazon:

woodward

4. Los periodistas miran alrededor y solo ven malas caras. Todos dicen que se hunde -porque es verdad-, pero pocos ven oportunidades. Ahora llega el superhéroe Bezos: si creó Amazon de la nada, por qué no puede salvar a los periódicos. Falta que Bezos quiera. Dijo que habría que “experimentar”.

Las agencias de viaje y las discográficas han tenido problemas parecidos. La gente viaja y escucha música, pero no como antes. Todos seguiremos informándonos, pero el problema es cómo. Bezos puede tener ideas, pero ninguna certeza.

5. Ponme un poco de todo. Yo miro como consumo información y veo cómo será de difícil que tantos periodistas vivan de esto. Cada día leo un montón de prensa americana. Primero, sobre el mundo. Los medios americanos tienen grandes corresponsales. Hay al menos cuatro que los tienen mejores que el Post: el New York Times, el Wall Street Journal, Reuters y AP. También los británicos Guardian y la BBC los tienen en general mejores. De todos estos, pago por el NYTimes, y del resto, todos menos el Journal tienen modelos de negocio que de momento no pasan por cobrar. No pagaría nunca por la información internacional del Post.

Pero el Post no era el mundo, sino Washington. Hoy algunos de sus ex periodistas aún controlan la ciudad, pero trabajan en Politico. Ahora Politico ha puesto un muro de pago. Cuando se acerquen elecciones, es probable que me suscriba a Politico, no al Post. Los periodistas de política nacional del Post Dan Balz y Chris Cillizza son iguales o mejores que los de Politico, pero Politico da más. Del Post también leo al blogger Ezra Klein y al columnista de Exteriores David Ignatius.

Al Post le quedaba la región alrededor de Washington. En Maryland y el norte de Virginia hay seis de los diez condados más ricos del país. Pero no ha sabido sacar dinero.

6. El problema es sencillo de ver. Cada día leo información. Pero si alguien me pidiera que leyera solo su medio a cambio de un euro diario, le diría que no. Poca gente quiere ya el disco entero: dame el single; el relleno te lo quedas. Como a los grupos de música, a los periodistas nos encantaría hacer temazos sin parar -grandes piezas. Pero es imposible. Hasta ahora la estructura la sostenía la publicidad. Ahora ya no.

7. La solución es siempre la misma. Cuanto más fácil sea de distinguir el mérito de un medio, más fácil será pagar por él. Politico creará pronto una revista de reportajes largos. Eso junto a su oferta diaria será difícil de superar. ¿Qué alternativa tienen los medios de ciudades menores? Hay mucha información por dar en cada región. Pero la competencia son teles, radios y webs locales, y que falta el dinero de la publicidad.

8. La publicidad se ha ido con una competencia nueva. Yo leo, tuiteo, escribo wasaps, contesto correos de trabajo, hago fotos, veo goles y escucho música con el mismo aparato: un móvil. Hace diez años, la competencia cuando me sentaba a leer el periódico en un bar era una llamada o un sms. La publicidad pagaba entonces a los periódicos para llegar al consumidor. Ahora tiene mil modos de alcanzarlo. El ocio se ha multiplicado. Si los periodistas quieren colarse en esa lista enorme de pasatiempos, deben dar más de lo que daban hasta ahora.

9. Bezos ha logrado ya algo. Ayer estaba en una librería. Quería comprarme dos libros de Steven Pinker sobre el lenguaje. Valían 26 y 21 euros, en papel, uno en español y el otro en inglés. Miré en el móvil la versión kindle en Amazon: 7 euros cada uno, en la versión inglesa.

Sé que el libro de kindle no será nunca del todo mío -está en una nube que no controlo. Sé que sin electricidad no lo tendré. Sé que no quedará para mis nietos -o quizá sí, incluso con mis anotaciones. Los libros de Pinker que quiero son de 1994 y 2007. ¿Cómo logrará un redacción de un periódico hacer productos con más versatilidad? ¿Cómo imaginarán soluciones para meterse en el móvil del público? Bezos se ha gastado calderilla para ver si se le ocurre algo. Habrá que confiar.

*

Mi ebook Un Estado y medio sobre Israel está a la venta aquí.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios 8 comentarios

Comentarios

  • 07.08.2013 Daniel

    Excelente análisis sobre el estado de la prensa actual y los retos de cara a un futuro muy próximo.

    Un saludo

  • 07.08.2013 Antonio Aguilar

    Gran artículo! Tú como periodista ya has sabido buscar un modelo de negocio valido para lo que haces mientras muchos otros se lamentan de la situación. Enhorabuena

  • 07.08.2013 Jordi Pérez Colomé

    Antonio,

    he encontrado de momento un modelo para hacer parte de mi trabajo, pero no para vivir. Es un problema parecido al de todos los medios. Mi ventaja es que antes no tenía nada y ahora tengo algo. Ellos antes tenían todo y ahora solo tienen algo.

    Gracias, Daniel.

  • 07.08.2013 Juan

    La publicidad molesta un poco. ¿Has probado Adsense? Seguro que paga mucho mejor.

  • 07.08.2013 Juan

    CORRIJO – No era publicidad, era un virus en mi navegador que inserta una especie de infolinks en las webs que se visitan.

  • 08.08.2013 convenioRA

    Por supuesto casi nadie sabe que hace unos meses escribí a Jeff Bezos y le envié un fax y un mail. Ninguno de los dos tuvo acuse de recibo. Noral teiendo en cuenta que alli trabaja un japones (pluriempleado) de nombre Niputo Kaso.
    Que haya comprado el WP me parece más mal que bien, porque los que tenián que haberlo comprado y seguido comprando eran los lectores. Que Brezos esté detras no garantiza ni mucho menos que de la noche a la mañana vuelvan a la tirada de hace unos años. Y esa es la cuestión. Un rescate doméstico..
    La función de un periodico es informar del modo mas indepediente posible y esa indepedencia informativa va de la mano de la otra independencia: la economica..
    Mucho me temo que el WP ha vuelto a los tiempos de la esclavitud.

  • 09.08.2013 elio cesar

    Hay una sola cosa que no has dicho ,
    un “libro” de amazon , no es exactamente un libro , es un compra que puede ser rastreada ,cuando y con que otros libros se compra , recreando la biblioteca de una persona , y sabiendo por parte de cualquier agencia de espionaje que es lo que esta pensando esa persona en particular .
    Yo no compraría todos los libros que se me ocurren por amazon, precisamente , podría dar lugar a mal interpretaciones .

  • 16.08.2013 Pedro

    Sinceramente si eres capaz de leer un libro de Pinker en en Kindle ¡enhorabuena¡ No creo que haya muchos que lo hagan. El problema es que se lee muy poco, y sin periodicos menos.

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia