ObamaWORLD

jueves 7 de noviembre de 2013

Si Pedro J. tiene su vanidad colmada, ¿por qué no se va?

Hoy publico en Jot Down un artículo sobre los cambios en el periódico El Mundo. Digo que los periódicos de papel, si quieren cerrar sus páginas web, deben ofrecer más de lo que daban; el mundo digital es distinto. Los directores que tan bien dirigieron el papel quizá no sean los más adecuados para esta nueva etapa. La tecnología puede ser un muro de pago, pero también debe ser mucho más. Aquí se puede leer entero.

*

El Mundo ha decidido cerrar su web. Ahora quien quiera leer más de veinticinco artículos al mes, deberá pagar cinco euros. El director, Pedro J. Ramírez, lo anunció en un artículo. No he visto muy citada la frase más importante: «Camino de cumplir treinta y cuatro años como director de periódicos mi carrera está hecha; todas mis ambiciones y vanidades, más que colmadas». Tras treinta y cinco años de trabajo, uno se puede ya jubilar con honra. Si la carrera está cumplida y las vanidades satisfechas, aún más. El propietario de una empresa, si un empleado le dijera algo así, le agradecería todos los servicios prestados y le ayudaría a irse.

Pero Pedro J. no se va aún. Dice que quiere prestar un último servicio, no a su periódico, sino al periodismo: «Luchamos por este periódico porque luchamos por el periodismo». Como periodista, agradezco el afán. Pero preferiría que dejara la vía libre. Un esfuerzo para salvar el periodismo es loable, pero la nueva oferta de El Mundo es rácana, temporal y anticuada. Pedro J. espera, según dice, que «la tecnología resuelva los problemas que en parte nos ha creado la tecnología». ¿Qué hace El Mundo? Aspirar a que la gente pague para ver en la pantalla lo que leía en papel. ¿Algo más? No. ¿La tecnología es poner el papel en una pantalla? Los periodistas necesitamos hacer más esfuerzos que ese.

El «cambio de piel» —según su eslogan— de El Mundo tiene al menos tres problemas. Se puede resumir en uno: ya es tarde para cambiar solo de piel, hay que cambiar también de entrañas.

1. Un periódico ya no es lo que era. En 1990 un periódico vivía de vender sesenta páginas a un público que leía diez. Cuando he comprado El Mundo he leído con gusto diez páginas —no siempre—. ¿Puedo vivir sin ellas? Hay artículos en El Mundo que procuro leer siempre y de momento he podido hacerlo en internet. Si algún día ya no puedo, decidiré.

La apuesta es arriesgada, pero puede funcionar. Si cien mil pagáramos esos cinco euros, serían medio millón de euros de ingresos nuevos. En noviembre de 2012, El Mundo ingresó cinco millones de euros de publicidad, un millón menos que en 2011. Medio millón son un parche; con esperanza, pero un parche.

La última vez que compré El Mundo fue para leer la exclusiva del espionaje. Era interesante. Fui a ver el editorial sobre el mismo tema. Allí decía que Obama «ordenó espiar a Merkel porque no se fiaba de ella». Es mentira. Obama había dicho que no lo sabía y en ningún caso ordenó algo que empezó a ocurrir en 2002, antes de que Merkel fuera canciller. ¿Una buena exclusiva debe ir apoyada por un editorial así de endeble? No me anima a pagar.

*

Para seguir leyendo, aquí.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios Un comentario

Comentarios

  • 08.06.2016 Lector

    Las vueltas que da la vida, amigo Jordi.

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to save temporary file for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:29 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig() #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 29