ObamaWORLD

domingo 17 de noviembre de 2013

Por qué la reforma sanitaria de Obama funciona mal y pone en peligro su presidencia

La reforma sanitaria ha sido quizá el logro más espectacular de la presidencia de Obama. Su aprobación fue un drama, sobrevivió luego al Tribunal Supremo y al final Obama consiguió la reelección para implantar la ley.

Solo quedaba un paso: ponerla en marcha. Parecía el más fácil, pero se ha complicado.

Captura de pantalla 2013-11-17 a la(s) 03.00.12

 

La sanidad más cara del mundo

Estados Unidos tiene la sanidad más cara del mundo. Un spray nasal que en España cuesta menos de 20 euros, en Estados Unidos ronda los 100. Las cifras son ridículas. También es la más complicada. Los americanos reciben su cobertura de cuatro maneras.

Primero, la mayoritaria: un 49 por ciento tiene seguro a través de su empleador. El segundo y el tercer grupo (un 30 por ciento) tienen sanidad privada financiada con dinero público: son los mayores de 65 años -a través del programa Medicare- y los pobres -con Medicaid.

Queda aún uno de cada cinco americanos. Este grupo se divide en dos. Un 16 por ciento no tiene sanidad -porque no puede o porque no quiere. El 5 por ciento restante compra su seguro en el llamado mercado individual: trata directamente con las aseguradoras.

La reforma sanitaria cambiará solo la vida de los dos últimos grupos: a los que no tienen sanidad porque no pueden -la mayoría-, a mejor. Al resto, habrá que ver.

 
Los dos problemas

El día en que la reforma sanitaria entró en vigor -el 1 de octubre-, el gobierno cerró por una maniobra republicana. Durante dos semanas, no se habló de nada más. Pero la nueva ley tenía un problema serio: la página web no iba bien. Saltó a las portadas cuando el gobierno abrió de nuevo.

1. ¿Por qué es un problema tan grave que la página no funcione? Hasta ahora, las aseguradoras podían escoger a quiénes permitían pagar una cuota. Si por ejemplo una persona mayor de 50 años había tenido cáncer y fumaba, no lo iban a asegurar. Si tenía una nueva enfermedad, debía pagarse el tratamiento, la operación, el hospital. Si no podía, a la bancarrota. Si parece cruel, es porque lo es.

Ahora, según el estado en el que vivían, estas personas debían pasar por la web (federal o estatal) para ver qué planes tenían a su alcance. Hasta ahora, las aseguradoras no ponían sus precios a competir en un mismo mercado. Ahora sí gracias a estas webs que comparan las ofertas (la captura de pantalla son las tarifas mensuales para una pareja que vive en Indiana). Pero la web se colgaba y -un mes y medio después- aún se cuelga, pero menos.

Captura de pantalla 2013-11-17 a la(s) 03.08.11

2. El segundo problema es más difícil de solucionar. La nueva ley obliga a las aseguradoras a cubrir a las personas con “condiciones preexistentes” (traducido: ya enfermas). Para compensar a las aseguradoras por los gastos extra, la ley obliga a los millones de americanos sanos que no tenían seguro porque no querían, a optar por uno o pagar una multa. Es una multa o un impuesto nuevo, según se mire.

Pero no solo esto. Obama repitió mil veces en 2010, cuando la ley se aprobó, esta frase: “Si te gusta tu plan, podrás seguir con él”. Era una de las claves de sus discursos. Ahora se ha visto que no fue honesto.

¿Por qué? Porque a ese 5 por ciento de americanos que compran su seguro en el mercado individual les han empezado a llegar cartas de cancelación. Como alternativa, sus compañías les ofrecían algo más caro. Este ha sido escándalo mayor: el presidente no ha cumplido una promesa clave y entre 3 o 4 millones de americanos deberán cambiar de póliza (lo que significa a menudo cambiar de médicos o no poder escoger el que quieran).

El motivo es que esas pólizas no cumplen las condiciones médicas de la ley: oculista, dentista pediatra y otros requisitos. En muchos casos, esta gente que deberá cambiar su cobertura, acabará pagando lo mismo o algo más por un mejor seguro. Muchos además recibirían, según su renta, subsidios para ayudarles con las cuotas. Pero el presidente habrá roto su promesa de dejar tranquilos a los americanos que ya pagaban.

Este problema tiene otra consecuencia importante. Aquí explican bien el caso de California: 32 millones de californianos seguirán como estaban; 4 millones tendrán la gran suerte de poder tener una sanidad que antes no podían pagarse, y 900 mil verán cómo su seguro es cancelado. Una tercera parte de esos 900 mil recibirá subsidios, pero el resto deberá pagar más. Será por una cobertura mejor, pero les tocará sufragar los costes añadidos de las aseguradoras. Es lógico que se quejen.

Pero el problema de Obama no acaba ahí. Debido a que prometió que todo el mundo podría seguir con su plan, el jueves alargó un año la vigencia de estos planes individuales. Así que ahora las aseguradoras se quejan de que si ese grupo no paga más, no podrán bajar las cuotas mensuales del resto. Ahora mismo hay montado un buen lío.

Las aseguradoras no son, por supuesto, inocentes. Cuando envían la carta de cancelación ofrecen una alternativa más cara, pero en algunos casos no advertían de que en la web federal o estatal los ciudadanos podían buscar planes con otras compañías y ver si podían recibir subsidios.

Tampoco son inocentes muchos políticos republicanos. La mitad de estados -24 de 50- no quieren recibir fondos federales para asegurar a sus ciudadanos más pobres. Complica más la comparación de los precios de las aseguradoras.

 

El reto añadido para Obama

Obama ganó en parte gracias a internet. Su proyecto político puede ahora hundirse gracias a una web. Si además Obama debía inaugurar una nueva época con un gobierno más ágil y un gasto público más eficaz, el fiasco sanitario puede limitar ese legado.

El gobierno habrá sido ineficaz. La célebre frase del presidente Reagan -“las ocho palabras más terribles en inglés son ‘soy del gobierno y estoy aquí para ayudar’”- sería de nuevo cierta y un republicano tendría más fácil ganar en 2016, sin olvidar las legislativas de 2014.

Como le pasó a George W. Bush, el final del mandato de Obama sería de repente inservible. Antes de 2014 ya no habrá una nueva ley de inmigración. Del cambio climático ni se hablará. Su única esperanza será Irán y alguna otra posible sorpresa exterior. En este gráfico comparado se ve cómo la valoración de Obama a estas alturas de mandato se pisa con la de Bush.

Captura de pantalla 2013-11-16 a la(s) 14.24.30

¿Puede remontar? Claro. Hace un mes los republicanos estaban hundidos porque su cierre del gobierno no había servido para nada. Ahora es Obama el que sufre. Pero la reforma sanitaria, si la web empieza a funcionar y los americanos sin asegurar o con programas malos empiezan a encontrar mejores ofertas, puede cambiar de nuevo.

Aunque ahora Obama ve cómo su presidencia hace aguas. Ya se ha recuperado otras veces. “Ha habido veces en que he pensado que nos daban tortas un poco injustas. Pero esta vez es merecido y nos toca arreglarlo”, dijo en rueda de prensa el jueves. Tiene menos tiempo.

Etiquetas: , ,

Comentarios 17 comentarios

Comentarios

  • 17.11.2013 Pedro González

    Muy didáctico.
    ¡Gracias!

  • 17.11.2013 mireya

    Muy bien escrito y documentado el artículo, muchas gracias; pero, ¿por qué no traducir “pre existing condition” como “enfermedad previa”? Condiction es traducido a menudo como condición, que en castellano no significa nada en el mlenguaje sanitario: por tanto el término castellano es enfermedad

  • 17.11.2013 Jordi Pérez Colomé

    Mireya,

    puede ser. No sé de lenguaje sanitario. Yo lo traduzco por “condiciones” porque no siempre es una “enfermedad” anterior, diría. A veces son “condiciones” que te hacen ser más proclive a padecer una enfermedad. No sé qué ejemplo ponerte para no cometer errores médicos, pero me parece que hay un matiz. Si no lo hay, estaré encantado de llamarlo por su nombre exacto. Gracias.

  • 17.11.2013 SARA

    Muy bien explicado. Así se entienden bien las cosas. Gracias.

  • 17.11.2013 Gaze

    Buen resumen, sucinto y al punto pero Obama seguirá dorando la píldora…

    “Ahora se ha visto que no fue honesto.”…. Con todo lo fallido de esta administración, pregunto: a qué hora le hacemos un “impeachment”…

    La web es otro espejismo, si NASA espía el planeta con la mejor tecnología, ¿cómo es que una web doméstica no funciona…? En serio, crees que la web es responsable de este desastre y posible hundimiento de Obama y 2014-16 demócratas? (en la familia de Obama las manzanas no caen lejos del árbol… )

    Ah, benditas caricaturas…

    http://media.cagle.com/81/2013/11/15/140191_600.jpg

    ..have a nice day!

  • 18.11.2013 Al

    Obama, como cualquier político de izquierdas, supone que conoce las necesidades de los ciudadanos mejor que ellos mismos, pero lo que resulta aplaudido en el continente europeo como una gran conquista social, en los Estados Unidos es mirado con recelo, pues el norteamericano medio, con muy bien criterio, sospecha siempre de las injerencias de los políticos en su vida privada.

  • 19.11.2013 Paco

    Obama de izquierdas… claro que sí.

  • 20.11.2013 marmotilla

    Hay algunos puntos de la reforma sanitaria y de cómo se está aplicando que personalmente no entiendo. Vivo en Estados Unidos, y las informaciones que se publican aquí no siempre resultan claras. De hecho, hay cosas que los americanos dan por hecho que a mí me resultan totalmente desconocidas.

    El mercado de seguros es una. Antes de la entrada en vigor de la entrada sanitaria tuve que adquirir un seguro médico por un mes porque ni era ya estudiante, ni tenía un trabajo que me asegurara. Pagué por uno de los llamados seguros de “emergencia”, para periodos cortos, que básicamente sirven para que no arruines hasta a tus tataranietos si te atropella un camión, pero para poco más. Carísimo si tienes que ir por un constipado.

    En ese momento (julio 2013), yo ya podía consultar una web que me comparaba las distintas opciones, y creo que no lo hacía solo con seguros de emergencia. Puede que esté equivocada, y la cuestión de las preexisting conditions habrá afectado la manera en la que estos seguros se pueden comparar, pero no acabo de ver la gran diferencia. La web era similar a la del gobierno (que reconozco que no he mirado con mucho detalle) y a la que muestras en la captura de pantalla. Estoy segura de que se me escapa algo, claro, pero no parece tan obvio.

    Otro asunto que me preocupa, y que no veo cómo se está llevando a la práctica, es el del control del gasto y la manera en la que los médicos cobran. De manera resumida: nunca sé con seguridad si mis médicos me están recomendando tratamientos que no necesito solo para sacar dinero. ¿Se están estudiando alternativas, como se dijo, o qué? De hecho, y aunque este sea otro tema, pocas veces sé exactamente cuánto voy a acabar pagando por algo (porque aunque ahora mi trabajo me asegure, y mi seguro me cubra casi todo, tengo que pagar un porcentaje). Nadie es capaz de darme una respuesta sencilla. La última: “bueno, llama por aquí al médico, y por allá al anestesista, y por allá al centro hospitalario, y no sé qué más”. Maravilloso, vamos. Aquí la gente tiene asumido que es lo que hay, pero cualquier actuación médica, aunque sea pequeña, puede suponer un gasto enorme.

    Por polémica que sea, Estados Unidos necesita muchísimo más que esta reforma para solucionar sus problemas de cobertura sanitaria. Muchísimo más. Si además lo poquito que se está haciendo se hace mal, lo que nos faltaba.

  • 20.11.2013 marmotilla

    Esto me ha parecido interesante, precisamente…
    http://www.motherjones.com/politics/2013/11/h....thcare-gov

  • 20.11.2013 Roberto Bahamonde

    Se habla de condiciones preexistentes porque no abarca solo enfermedades, sino también factores que hacen presumible una enfermedad. En castellano también se usa, por ejemplo un seguro cubre los gastos por “causa derivada de enfermedad o accidente, exceptuando aquellas que provengan de condiciones preexistentes”

    Eso quiere decir que si alguien muere de cáncer al pulmón, le pagarán a la familia, a menos que llevara 20 años fumando antes de asegurarse. O si muere al ceder el techo de un tejado, a menos que pese 150 kg.

    Es bastante jodido cuando se ponen demasiado exigentes y pretenden que la gente esté como nueva a los 50 años, de lo contrario no la aseguran o cobran un disparate.

  • 20.11.2013 Jordi Pérez Colomé

    Marmotilla,

    1. La gran diferencia entre lo que había y lo que hay es que si eres ciudadana y en marzo de 2014 no tienes un seguro médico -a través de tu cónyuge, empresa, padres o programa público-, vas a tener que pagar una multa. Con tu dinero de joven y sana, los seguros van a poder asumir los gastos enormes de acoger a gente con “condiciones preexistentes”.

    La web sirve para que escojas según tus preferencias. Si pagas menos al mes y te atropella un camión, igual debes asumir los 10 mil primeros euros de gastos hospitalarios. Si pagas más, quizá debas asumir solo los primeros 3 mil. Luego hay un montón de copagos. Si pagas poco y vas al médico, tu seguro te cubre por ejemplo dos visitas anuales con copago y a partir de ahí, precio entero.

    Quizá en julio de 2013 ya estuviera en marcha en algún estado. La web que funciona mal es la federal (para los estados que no han querido entrar en la reforma), pero en lugares como California se ve que va bastante bien.

    2. Ese es el gran problema. La sanidad y el capitalismo no son buenos amigos. Las elecciones que debe hacer un paciente están condicionadas: no es lo mismo decidir qué tele, móvil o periódico compras que decidir qué pruebas te hacen para saber si tienes cáncer. El gasto, como es obvio, se dispara. Había que hacer algo. Seguro. ¿Se ha hecho lo mejor? No se sabe aún, pero sí que se hizo lo único que se pudo.

  • 20.11.2013 Gaze

    Estoy de acuerdo que necesitamos un sistema de sanidad mejor PARA LOS QUE NO PUEDEN pagar seguros, pero por favor, NO el ACA…. ( y la web federal no es la causante del desorden) Obama miente y nadie le cree….

    ¿sí que se hizo lo único que se pudo? Eso no es suficiente, Jordi….no cuando se es presidente de los USA, no cuando el presidente ha prometido lo mejor de la sanidad para el pueblo día y noche y todo resulta ahora ser un girasol de mentiras (no lo digo yo, lo dicen noticias como esta de abajo). Por lo menos a Bush se le acusó de hacer guerras disparatadas – pero Obama las continuas con drones- y a aun así se cae en el poll comparable con el de Bush… Eso indica que Obama sin hacer guerras tontas ha sido un presidente horrible. El ACA, una monstruosidad verde promete pago de altos costos para millones de gente como Mormotilla… el ACA de Obama no ha solucionado el problema de los que votaron por él y mucho menos el de la clase media que es la más afectada por el ACA (nueve millones deben esperar un año mas para acogerse al ACA)… esos son los que pagan impuestos para que otros que NO pagan se beneficien de una sanidad socialista (“Americans “Ready To Kill” Over Obamacare”). Eso no es ‘sanidad vs capitalismo’, es abuso de poder, incompetencia, demagogia política y populismo barato… el 2014-16 corregirá el problema.

    http://swampland.time.com/2013/10/22/american....obamacare/

    Wednesday, November 20, 2013
    “The Rasmussen Reports daily Presidential Tracking Poll for Wednesday shows that 43% of Likely U.S. Voters approve of President Obama’s job performance. Fifty-six percent (56%) disapprove” dale una Mirada al Rasmussen reciente….

  • 21.11.2013 marmotilla

    Me parece que no me he explicado bien…

    Sé la diferencia entre el pre- y post-Obamacare, lo que no entiendo muy bien es las diferencias entre la web federal (o las estatales) y opciones privadas como esta: https://www.ehealthinsurance.com , que te sirven para comparar seguros también según tus preferencias y que ya funcionaban antes.

    Yo usé esa, ehealthinsurance, para comprar lo que aquí la gente llama seguro de emergencia o de corta duración. Son opciones que solo se utilizan para periodos cortos, por ejemplo entre trabajos, y las condiciones son muy malas. El copago normal por una visita médica suele ser 25 ó 30 dólares, pero con un seguro de este tipo lo que tienes que pagar, y el “deductible” (la cantidad inicial que pagas antes de que el seguro te cubra una prueba o tratamiento) son mucho mayores. Si alguien necesita seguro individual por un tiempo prolongado, con las mismas condiciones, seguramente no adquiriría un seguro de este tipo porque otra opción le resultaría más conveniente.

    Entonces, lo que yo quería decir es que mi experiencia comparando seguros por internet, en webs privadas, se limita a este tipo de seguros. No sé si sería diferente en el caso de los otros, aunque también se pueden comparar.

    En cuanto a lo del gasto, lo que quiero decir es que, ¿no se discutió en su momento que el gasto se iba a revisar y a tener en cuenta más los resultados que el número de procedimientos? Pero, ¿se está haciendo? Yo solo oigo hablar de la obligatoriedad de tener seguro y de lo mal que va la web, pero no de esta cuestión.

    Espero haberme explicado mejor ahora. Estas son cuestiones complicadas y, hablando con americanos, veo que todo el mundo tiene muchas dudas.

    (Por si a alguien le interesa, los extranjeros con visados J-1 y creo que también F-1 ya estaban obligados a tener seguro médico desde antes de la reforma. No sé qué pasa con otros visados, pero supongo que será similar)

  • 21.11.2013 Jordi Pérez Colomé

    Marmotilla,

    1. Ya entiendo. El funcionamiento debe ser igual, pero la web oficial es la que debes usar para inscribirte, ver y recibir un posible subsidio del gobierno para pagar tu seguro. Hecho esto, la comparación de planes debe ser igual. La web de eHealth también te informa de si entras en ayuda pública, pero no lo tramita.

    2. Has oído hablar solo de la web, de la obligatoriedad y de la gente que pierde el seguro porque ahora es urgente y tiene importancia política. Pero Obamacare va más allá. Pretende “organizar” de otro modo el trabajo de los médicos. Para esto ha buscado cientos de buenas prácticas en todo el país cuyos modelos sean replicables. No lo cuento arriba porque es un proceso y será largo. Pero tienes razón, es igual de importante o más. Aquí un médico lo explica bien: http://www.dailykos.com/story/2013/10/27/1250....-Care-Act#

    Espero haberlo entendido esta vez.

  • 22.11.2013 Gaze

    …interesante nota del NYT… ¿es Kennedy una proyección especular de Obama?

    “In Kennedy’s Death, a Turning Point for a Nation Already Torn”

    … por la boca muere el pez… según lo refleja el tremendo titular del NYT, aquí: “La muerte de Kennedy es el punto de inflexión para una nación ya destrozada” desde aquellos fatídicos años de 1963 al 2013 de Obama, la nación con un ambiente político diferente y promesas de cambios continua destrozada… (Según lo infiere el título)

    …Y cómo no. Si los cambios sociales que producen los presidentes cualesquiera que sea su ideología personal traen consecuencias no siempre libre de fuerzas demoniacas subterráneas que gravitantes se expresa binariamente, sin la una no se hace la otra y como es natural ésta habla por la boca del aparataje cultural: poder político desmesurado; histeria religiosa; paranoia colectiva; lucha de clase social; ambición de poder desmedida corporativista/oligárquica; control y expansión gubernamental de derecha/izquierda; control desmedido de la máquina de hacer guerras y por supuesto, el racismo de clase social… ¿Cuál de todo esto apagó su vida?

  • 24.11.2013 marmotilla

    Muchísimas gracias. Este es un tema muy complejo y es dificilísimo encontrar información clara y en profundidad sobre el tema.

  • 21.01.2017 Jodie

    Clark–Thanks for making that clarification for me! That is an important point that I forgot to make–an isolated high blood pressure reading does not necessarily indicate hypertension. I realize that many doctors get calls because a person’s blood pressure is elevated due to transient reasons, so it is good to note that short increases in blood pressure are not a reason to worry as long as the blood pressure returns to normal levels. Thanks so much for making that clea1fication!@Manimal&#82i1;mrth too!

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia