ObamaWORLD

miércoles 18 de diciembre de 2013

Otro mundo es posible, pero tú no estarás

Aquí está el artículo que publico este mes en JotDown. Es una especie apostilla al anterior, siempre sobre periodismo. Aquí puede leerse entero.

Nos gusta soñar un mundo mejor. Es un mundo que siempre fue —qué bien se estaba entonces— o será —llegarán tiempos mejores. Me dedico a un oficio donde veo a menudo estos discursos rollistas: tanto sobre periodismo como sobre otros ámbitos. Pero voy a hablar del que conozco mejor: con la crisis, el periodismo tiende a idealizar el pasado.

Hace poco leí un artículo de Carlos Elordi en eldiario.es: “¿Por qué lo que pasa en el mundo interesa cada vez menos?” El título implica que hubo una época en que interesaba más. En el artículo no hay ningún dato que lo respalde. Elordi da percepciones como esta (siento la cita larga, pero es una sola frase):

Lo que no se ha valorado suficientemente es que esos recortes han privado al periodismo de la capacidad de conocer directamente lo que ocurre y, por tanto, de informar, sin la intermediación de instancias casi siempre vinculadas a los círculos del poder occidental, que con sus consignas o interpretaciones interesadas suplen las tareas de profundización que antes realizaban con independencia los profesionales.

Hubo una época, dice Elordi, en la que los profesionales “sin recortes” conocían “directamente” lo que ocurría. Pero ahora solo lo hacen “instancias” interesadas, no sabemos cuáles. En aquellos años angelicales, el mundo interesaba más y se conocían mejor las trampas y trasfondos. Preguntaré al menos a mis padres a ver qué me dicen de las causas de Tiananmen y del Irán-Contra.

Los recortes en periodismo son evidentes. Pero en algunas capitales los corresponsales siguen aún con su trabajo y envían crónicas. Antes no sabíamos cuántos lectores de La Vanguardia leían toda la sección de internacional. Ahora en la web, sí. La Vanguardia tiene, según el Estudio General de Medios, 752 mil lectores diarios. La crónica de la muerte de Mandela en su web la vieron 22 mil. Los días siguientes, las crónicas sobre el funeral rondaban las dos mil y pico visitas —que no lecturas. ¿Quién impedía al periodista creer en 1995 que esas mismas crónicas internacionales las leían 700 mil personas? No dice mucho en favor de nadie. Mejor callemos. La pregunta —¿por qué pasa?— requeriría descorrer demasiados velos. Mejor no preguntar, pero al menos no busquemos edades doradas inexistentes.

*

Para seguir leyendo, aquí.

Etiquetas: , , ,

Comentarios No hay comentarios

Comentarios

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47