ObamaWORLD

viernes 7 de septiembre de 2012

Obama da un discurso soso pero los demócratas ganan

No hacía falta quedarse -como yo- hasta las 5 de la mañana para ver el discurso del presidente Obama en la convención. No fue uno de sus mejores. Tenía dos objetivos: uno, dejar claro que él es el presidente. Esta fue la frase clave: «Reconozco que los tiempos han cambiado desde la primera vez que hablé en esta convención [en 2004]. Los tiempos han cambiado –y yo también. Ya no soy solo el candidato. Soy el presidente». Fue una de las frases más aplaudidas. Sirve para ver el nivel flojo.

Un modo de demostrar que como presidente estaba por encima fue repetir «mi oponente» cada vez que hablaba de Mitt Romney. Solo una vez lo citó por su nombre. Es un modo evidente de dejarle a otro nivel. Mencionó además varias veces que sabe lo que es enviar a jóvenes a morir a la guerra (en su convención Romney no recordó a los soldados aún en Afganistán; algo bastante inaudito). Una de las grandes ventajas de Obama es que ya es el presidente. No quiso dejar de aprovecharlo.

El segundo objetivo de Obama era renovar de algún modo la esperanza de 2008 para tener una excusa cuando le pidan dónde quedó toda la poesía de 2008. El discurso empezó y acabó con la «esperanza». Tras todos estos años, «la esperanza ha sido puesta a prueba», dijo al empezar. Para acabar aclaró por qué aún sentía esperanza: «Tengo esperanza gracias a vosotros»; un poco antes había dicho que «el cambio érais vosotros»; las dos palabras clave de su carrera política siguen ahí, bastante magulladas. Pasó a enumerar el caso de trabajadores, empresarios y soldados que le daban esperanza en un futuro mejor. Es un sentimiento más endeble, no será ya el tema de 2012, pero salva el recuerdo.

El resto del discurso fue un repaso de sus logros y por qué cree que su modo de ver el gobierno -«que no es la solución de todos los problemas, pero tampoco el origen de todos los males»- es mejor que el de los republicanos. El mejor fragmento del discurso estuvo relacionada con ese contraste. Obama hablaba de cómo los republicanos habían repetido mucho de los problemas del país, pero no de cómo solucionarlos (es algo de lo que hablaré pronto). «No quieren contaros su plan; tienen el mismo que hace treinta años», y lo definió así: «‘¿Tienes superávit? Prueba un recorte de impuestos’ ‘¿El déficit está muy alto? Prueba otra’ ‘¿Que viene un resfriado? Tómate dos recortes de impuestos, elimina algunas regulaciones y ¡llámanos por la mañana!»

Los analistas aventuran si la falta de hondura de Obama acerca a Mitt Romney a la presidencia o si el presidente solo necesitaba mostrarse presidencial para asegurar la victoria. Quién sabe. Cada cual lo verá a su favor. Hasta la semana próxima no se sabrá si una de las dos convenciones ha tenido un efecto notable en la tendencia de las encuestas.

Si debo apostar, la convención demócrata fue mejor. Los dos discursos que se recordarán este año serán los de Bill Clinton y Clint Eastwood. El del ex presidente es más positivo para Obama que el del actor. Luego el de Michelle. En la convención republicana los dos mejores fueron Marco Rubio y Condoleezza Rice, dos posibles aspirantes a la Casa Blanca en 2016 si Obama repite. Romney y Ryan estuvieron correctos, pero no resisten la comparación con sus colegas.

Algo importante es que los dos discursos más valorados por motivos distintos -Clinton y Eastwood- fueron los que más se salieron del guión. Eastwood improvisó todo y Clinton tenía escritas 3.136 palabras y pronunció 5.895. En este documento comparan lo que llevaba escrito con lo que dijo; muy útil. Clinton le hizo a Obama el trabajo de distinguirle de los republicanos y explicarse claro.

Su mejor momento fue una palabra que puede quedar en esta campaña: «aritmética». Dijo: «La gente siempre me pregunta cómo logramos cuatro presupuestos con superávit seguidos. ¿Qué ideas nuevas trajimos? Siempre doy una respuesta de una palabra: aritmética. Si ellos [los republicanos] mantienen unos recortes de 5 billones de impuestos en un plan de reducción de deuda, la aritmética nos dice que pasará una de estas tres cosas», y las detallaba: uno, deberán eliminar deducciones fiscales para la clase media; dos, deberán recortar tanto el gasto que se deberán adoptar medidas terriblemente duras (esto es algo que los republicanos no han detallado nunca hasta el final) -o «harán lo que vienen haciendo en los último treinta años: recortar los impuestos más que el gasto, así que hacen crecer la deuda y debilitan la economía». Más allá de los argumentos, el modo de contar datos de Clinton es fascinante.

Imagen de previsualización de YouTube

Michelle Obama hizo el discurso emocional: cómo Barack le iba a recoger con un coche donde se veía el asfalto desde dentro, cómo sus mejores zapatos le iban media talla pequeños, cómo su mueble más preciado era una mesa que había recogido de la basura y cómo había dejado Manhattan y trabajos bien pagados para ir a un barrio pobre de Chicago. El mensaje era doble: sigue siendo el mismo y no se parece en nada a Mitt Romney.

Imagen de previsualización de YouTube

Todo este éxito aparente depende del dato del paro en agosto que sale hoy viernes a las 14.30h (hora española). Los expertos vaticinan que se llegará a 125.000 empleos creados. Si superan ese número será un éxito razonable. Si queda por debajo, más problemas para el presidente. Ahora el paro está a 8,3 por ciento. Queda pendiente explicar mejor qué quieren los republicanos; será en próximos posts.

*

Gracias por todas las aportaciones en el proyecto de financiación colectiva para cubrir las elecciones americanas que empezó ayer. En un día lleva más de la mitad. Es asombroso. Mil gracias.

Etiquetas: , ,

Comentarios 3 comentarios

Comentarios

  • 07.09.2012 Diego

    Hola Jordi, tengo una duda respecto a los discursos de los oradores en estas convenciones. ¿Los escriben ellos mismos o participan en su redacción el equipo del presidente? Me refiero, especialmente, al que pronunció Bill Clinton.

    Gracias.

  • 07.09.2012 HORMIGO

    Es muy significativo que en la considerada democracia más avanzada del planeta tenga tanta importancia el discurso de la señora del candidato.
    Ya es cuestionable (por no decir censurable) que tenga una importancia capital la figura del candidato, pero ¿su señora?
    ¿Qué importancia tiene entonces el programa del partido?
    ¿Conocen las personas que enarbolan banderas en los mítines siquiera las líneas principales del programa?
    ¿Qué ocurriría si un partido tiene un excelente candidato pero es single?
    Y si se le encuentra al candidato un video erótico dedicado a un amante, y ese candidato está haciendo un trabajo excepcional para el país, ¿tendrían que subir la prima de riesgo para que no se asustaran los inversores en bolsa?

  • 07.09.2012 Jordi Pérez Colomé

    Diego,

    los escriben los equipos de cada político. La campaña de Obama solo los revisa. En el caso de Clinton, parece, ni siquiera eso. Luego, además, es incontrolable. Una vez en el podio puede decir lo que quiera.

    Hormigo,

    son preguntas interesantes. En Estados Unidos dan mucha importancia al carácter del presidente, a si es fiable, honesto. En eso, la mujer ayuda. También ayuda que no tenga vídeos con amantes. Le hundiría.

    Las líneas del programa se conocen. Cada político insiste en los temas que más le interesan: energía, política exterior, empleo. Una legislatura da para pocas grandes medidas; mucho tiempo se dedica a resolver los problemas que surgen. La presidencia de Bush hijo se destinó al 11-S en el 2000; nadie lo imaginaba. La de Obama, a la crisis económica y en enero de 2008; nadie lo imaginaba.

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:52 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(659): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 52